Sol se perdió detrás de Los Andes

Sol de América quedó eliminado anoche en Santiago de Chile de la Copa Sudamericana al caer ante Universidad Católica 2-1. De penal, Nildo Viera puso en ventaja al Danzarín que luego se cayó, y con tantos de Buonanotte y Zampedreni la “U” pasó a octavos.

El golazo de Buonanotte que dejó parado a Rubén Escobar. (AFP).
El golazo de Buonanotte que dejó parado a Rubén Escobar. (AFP).

Marcó el gol y luego se regaló en el fondo

El primer tiempo, que estuvo muy agradable por las propuestas de uno y otro equipo, se fue sin goles, este resultado llevaba a los penales la definición, pero lo de la otra etapa tuvo otra historia y festejo local.

Fueron un poco más de cuarenta y cinco minutos en la primera fracción en la que así como la “U” Católica se propuso a marcar el ritmo del partido en un campo por demás resbaladizo, Sol de América le respondía y funcionó muy bien la línea de tres defensores, dos carrileros, tres volantes y dos atacantes, esquema con el que sorprendió Orteman. Tampoco hubo inconvenientes para reforzar la marca o ataque variando el esquema de acuerdo a lo que proponía el rival.

Una clara ocasión de marcar se perdió Puch, el “10” del equipo chileno, dentro de un protagonismo que se extendió un poco más allá de los quince minutos. Después, el Danzarín también encontró como marcar los pasos en la cancha, tuvo en apuros a la “U” y a cinco del finalizar el primer periodo, Jacson Pita se perdió una clarísima chance de marcar el gol solense. Se fue al tiro de esquina la pelota y el dueño de casa sabía que debía cuidarse en el lapso que venía.

Y que manera de arrancar el segundo tiempo con Nildo Viera en ataque, le cometen penal, que lo convierte el mismo y doble castigo a la “U”, con la roja al autor de la falta. Gol y uno más en cancha, pero los dos cambios de uno de Holan cambió y mucho el trámite. Católica pasó a ser ampliamente superior a Sol que se vino abajo, solo ocho minutos después, Buonanotte, una de las variantes convirtió de tiro libre un golazo tras el regalo en defensa paraguaya. El empate servía al Danzarín, pero fue el local que comenzó a imponer su calidad pese a jugar con uno menos, tras varios “aprietes”, otra mala cobertura en el fondo terminó en el segundo tanto chileno, con un oportunista Zampedri. A partir de ahí, era ver otro festejo de la “U” que si pasó, pero ya luego de lograr la clasificación a octavos de final. Sol no puso hacerlo.

@micacere

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD