“Guerra sin cuartel”

Mientras que Celso Cáceres advierte que solamente “muerto” dejará la presidencia del Sportivo Luqueño en respuesta a amenazas que recibe, el club se verá obligado a pagar 270 millones de guaraníes al defensor Jorge Paredes tras el dictamen del Estatuto del Jugador de la Asociación Paraguaya de Fútbol.

La sanción a abonar al citado futbolista corresponde a los salarios y rescisión unilateral de contrato.

Paredes jugó cinco partidos entre la 3ª y 7ª fecha del torneo Apertura (acumuló 294 minutos). “No es solo él, hay varios otros jugadores y estamos viendo con los abogados pagar en forma fraccionada. Nosotros vamos a cumplir”, explicó ayer Cáceres sobre la situación de Paredes.

“Cada día es una lucha porque tenemos muchos problemas que heredamos”, indicó y asegura que “tengo amenaza de muerte de los capangas que ellos tienen” al referirse al sector que lo quiere fuera del club.

El plantel entrenó ayer.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD