“El riesgo es el mismo, con o sin el torneo”

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, aseguró que la Copa América se realizará bajo un “ambiente controlado”, con pruebas periódicas a los futbolistas y protocolos sanitarios especiales.

COPA AMÉRICA
Archivo, ABC Color

“El riesgo para la población es el mismo, con o sin Copa”, pues las 650 personas que se calcula que sumarán las delegaciones, entre futbolistas, técnicos y personal de apoyo, “estarán aisladas” en sus hoteles y sólo saldrán en autobuses “controlados” para entrenarse y dirigirse a los estadios en los que se jugarán los partidos, dijo.

El ministro apuntó que ese mismo “protocolo” se aplicará a los cerca de 2.000 periodistas que, de acuerdo a datos de la comisión del Senado, han pedido acreditación para cubrir la competición. “No veo riesgos desde el punto de vista epidemiológico”, insistió Queiroga, quien apuntó que “la práctica de deportes está liberada” en Brasil, al punto de que, desde hace meses, se juegan campeonatos nacionales, regionales y partidos de la Libertadores y la Suramericana o las eliminatorias para el Mundial 2022.

Subrayó que, en todos esos casos, así como ocurrirá en la Copa América, los partidos se jugarán “sin público”, con lo que “no habrá peligro de aglomeraciones”. También reiteró que el torneo no supondrá una carga adicional para la red pública de salud, pues las diez selecciones suramericanas que participarán “tienen seguros privados y usarán el sistema privado” si se presentase alguna emergencia médica.