Dependiendo de sí

BELO HORIZONTE. El Paraguay de Eduardo Berizzo le dio una nueva cachetada a Argentina en la Copa América de Brasil-2019, lo que le permite tener en sus propias manos la posibilidad de clasificar a cuartos de final.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CBCBQAQPNBEALJ6UAYL2JP4VNU.jpg

’El Toto’ Berizzo aplaudió la solidez de la línea defensiva liderada por Gustavo Gómez y el bloque albirrojo en el empate 1-1 la noche del miércoles entre Paraguay y Argentina en Belo Horizonte, y los veloces contragolpes guiados por Miguel Almirón y Derlis González.

Cree que lo visto en el estadio Mineirao sienta los “cimientos” para volver a ver a un Paraguay competitivo en la clasificatoria sudamericana para el Mundial de Catar-2022, que comenzará el próximo año.

“Es una muestra de lo que podemos ser capaces (...) Somos un equipo en construcción y parte de lo que hicimos hoy son cimientos para lo que viene”, apuntó el exentrenador de Celta, Sevilla y Athletic de Bilbao en el fútbol español.

PUBLICIDAD

Lionel Messi volvió a sentirse aislado con la camiseta 10 albiceleste, con una marca escalonada que lo neutralizó, pues el mediocampo del equipo de Lionel Scaloni nunca pudo imponer su fútbol. Sin Sergio Agüero ni Ángel Di María en el primer tiempo y con ellos en el segundo, Argentina tuvo el mismo problema: tenía el balón, pero no saber qué hacer con este.

“Absorbimos muy bien la posición de Messi, lo neutralizamos (...) y a muchos de sus compañeros no los dejamos armar”, resumió Berizzo. Después de los fracasos de Paraguay en sus intentos de alcanzar las últimas dos ediciones de la Copa del Mundo, Brasil-2014 y Rusia-2018, Berizzo fue llamado para renovar el plantel y recuperar el terreno perdido por el seleccionado guaraní. Paraguay jugará el domingo con Colombia, equipo ya clasificado a los cuartos de final. Si gana, avanzará, pase lo que pase en otros partidos.

Berizzo encontró a futbolistas jóvenes que empiezan a alcanzar su momento de madurez futbolística. Tal es el caso del capitán Gustavo Gómez. Exjugador del Milan, actualmente perteneciente al Palmeiras de Brasil, el central de 26 años demostró capacidad para comandar la zaga frente a futbolistas como Messi.

Y en ataque prometen dar mucho de qué hablar Almirón y Derlis González. Almirón, a sus 25 años, acaba de dar el salto a la Premier League con el Newcastle, después de haber sido una de las máximas estrellas de la MLS con el Atlanta United. Ganó el campeonato la pasada temporada en Estados Unidos bajo las órdenes de un viejo conocido de Paraguay, argentino como Berizzo, Gerardo ’Tata’ Martino.

Desde su llegada al Newcastle a cambio de 24 millones de euros, siendo el fichaje más caro que haya hecho el club inglés, fue pieza fundamental en el andamiaje del español Rafa Benítez. Almirón, llegando a la línea de fondo para lanzar un centro atrás, fue quien dio la asistencia para el gol de Richard Sánchez en el empate del miércoles.

Derlis González, en tanto, parece que puede encontrar estabilidad en el Santos. Una de las mayores promesas de Paraguay en sus tiempos como juvenil, González tuvo problemas para consolidarse en Europa, con pasos agridulces por Suiza con el Basilea y Ucrania con el Dynamo de Kiev; pero en Brasil ha respondido a las expectativas como el jugador desequilibrante que esperaban en su país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD