Fruto de la constancia

Hace cuatro años se consagraba campeón de la Intermedia con Cerro de Franco, en el 2014 jugó la final de la Copa Libertadores, hoy es un indiscutible en Libertad y ahora, Fabián Balbuena corona su gran momento con una convocatoria a la Albirroja.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FD6MA7SIB5CJ7BYJQCJ5A4NH6E.jpg

El muy buen zaguero gumarelo asegura que todo esto es el resultado de la constancia y la perseverancia. El trabajo día a día dio sus frutos y luego de ir pasando etapas importantes en su carrera, logra el sueño de todo futbolista: ser convocado a la selección.

En el 2011, Balbuena se coronó como campeón de la División Intermedia siendo capitán de Cerro de Franco. Luego de impresionar gratamente en la máxima categoría y ser sondeado por los dos grandes (Cerro y Olimpia), fue a préstamo a Nacional, con el que llegó a la final de la Copa Libertadores 2014. Desde hace un año es titular indiscutible en Libertad y ahora quiere aprovechar su oportunidad en la Albirroja.

“Yo soy de los que piensan que todo esto es fruto de lo que uno viene haciendo desde hace años. Siempre se trabaja para ser llamado a la selección. En Libertad estoy en buen momento en lo personal, pero eso se debe al gran rendimiento colectivo del equipo, sin mis compañeros sería imposible mantener este nivel y confianza. Espero que esta no sea la única convocatoria, sé que esto es paso a paso, pero quiero aprovechar la oportunidad que se me da”, aseguró el defensor a ABC Color.

Como se sabe, en prácticamente todos los vestuarios, los temas tropicales, cumbias, y reggaeton acompañan la previa de un partido, pero Fabián Balbuena prefiere un buen rock antes de comenzar a jugar. “Me gusta el rock nacional, a veces escucho metal, algo totalmente opuesto a lo que se ponen en los vestuarios, por eso trato de llegar último, agarro mis cosas y salgo a calentar, para escuchar lo menos posible el reggaeton y eso”, cuenta entre risas y bromeando el futbolista albinegro.

PUBLICIDAD

Sus compañeros saben que en la pieza escucharán si o si los temas que a él le gusta, por eso en las concentraciones siempre lo atacan, aún así, asegura que no cambiará de estilo. “Es la esencia de uno, no hay por qué cambiar”, afirma.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD