CR7: regreso, doblete y triunfo sobre el Newcastle de Almirón

El Manchester United derrotó al Newcastle con doblete de Cristiano Ronaldo, un golazo de Bruno Fernandes y un tanto de Lingard. El portugués de 36 años, que retornó al Teatro de los Sueños después de doce temporadas, fue la figura del triunfo 4-1 de los Diablos Rojos. Por su parte, Miguel Almirón, titular y jugando los noventa minutos, fue protagonista de una magistral jugada para el empate parcial de las Urracas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/DUWTY4DMN5FQPPDZHPSFI2NFRE.jpg
PETER POWELL

El Teatro de los Sueños vistió de gala por la vuelta de Cristiano Ronaldo. Noventa de minutos de show, para gritar, cantar, ovacionar y festejar. La obra que condujo el portugués, protagonista principal de la victoria de los Diablos Rojos, tuvo episodios de felicidad y de angustia, de alegría y drama. En la misma, el papel de otro actor ganó el escenario de una escena que lastimosamente duró muy poco. Igual, los aplausos y el reconocimiento cayeron a los pies de Miguel Almirón, quien elaboró una extraordinaria acción para igualar el partido y robar el foco de la atención.

Pero el Manchester United fue más. Liderado por Cristiano, los Reds terminaron goleando 4-1 y regalando una jornada maravillosa al retorno del portugués de 36 años. Después de doce temporadas, entre el Real Madrid de España y la Juventus de Italia, el atacante regresó y evidenció que sigue con las ganas de competir y de ganar, con el hambre voraz de campeonatos. A pesar de las escasas situaciones que tuvo en la etapa inicial, CR7 estuvo en el lugar exacto y en el momento justo para romper el cero antes de bajar el telón de la primera parte.

Un rebote del arquero Freddie Woodman, responsable en dos de los cuatro goles que recibió, permitió a Ronaldo aprovechar la ocasión y anotar el 1-0. Un estallido de emociones, de recuerdos, de esperanzas, en un Old Trafford repleto y afortunado ya que en Inglaterra, solamente los presentes en la casa del United, pudieron observar el juego, que por una tradición que nació en los sesenta el choque no fue televisado por ninguna cadena en suelo británico. La medida tiene como objetivo la asistencia de los hinchas a las canchas, principalmente en las categorías menores.

En la complementaria, la historia cambió porque a los once minutos, Almirón recibió un balón en propio campo y arrancó, como Usain Bolt en cualquiera carrera, para ganar por velocidad, dejar rivales por el trayecto, asistir a metros del área y dejar el gol entre Allan Saint-Maximin y Javi Manquillo. El primero recepcionó, esperó y cedió el pase al segundo, que proyectándose, ingresó al área y sacó un disparo fortísimo para emparejar el resultado. El momento de euforia y la inyección anímica que amenazaba una remontada, penosamente, acabó pronto.

Sobre los 62′, Luke Shaw tomó una pelota y encaró al estilo Almirón. El defensor aprovechó el retroceso de los defensores de las Urracas, que liberaron a Cristiano camino a la portería. El luso fue perfilando el cuerpo para recibir y cuando el balón quedó a sus pies, sacó un latigazo que ingresó entre las piernas de Woodman para establecer el 2-1 y sumar un doblete en el lance. El resto del duelo fue ejecutado por el United: golazo de Bruno Fernandes con un tiro de larga distancia y remate de Jesse Lingard, ambos con pase de Paul Pogba. 4-1, letal y contundente.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05