Solidaridad en el Deportivo Santaní

Dos humildes futbolistas de las Formativas del Deportivo Santaní se despojaron de sus pertenencias para entregarlas a un compañero más necesitado, en un tremendo gesto de solidaridad. El beneficiado vive a 35 kilómetros del club y es de escasos recursos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PVQGMMKDTZCSTFYJYOC2QQJSI4.jpg

Blas Ferreira es arquero de la Sub 15 y donó sus guantes a Ángel Jara, el chico de la Sub 14 que se desempeña en el mismo puesto y que llegó a la institución con la ilusión de todo joven, pero sin contar con equipamientos.

Erwin Portillo es otro menor que tuvo el gesto de donar sus botines al compañero de causa, que tiene una historia muy particular, contada por el comunicador Cristhian Manuel Ríos, del staff del Tapiracuái Deportivo.

“Ángel es de la Sub 14, muy humilde. Solamente vive con su padre porque la madre les había abandonado. Reside en barrio San Pedro, distante a unos 35 kilómetros aproximadamente de Santaní, ya en el distrito de Guayaybí. Tiene que venir a la ciudad todos los días a entrenar, no tiene botines, guantes, ningún equipamiento. Tampoco cuenta con celular como para que se le pueda avisar los días y horarios de práctica, se le tiene que llamar a un vecino para que se le avise”, comentó Ríos.

PUBLICIDAD

“Dos compañeros le regalaron para sus botines y guantes. Además Ángel no pudo jugar durante tres fechas porque su cédula estaba vencida. Debutó en la fecha pasada contra Olimpia. Realmente el chico necesita mucho. Las madres de los otros jugadores me comentaron que no tiene ni zapatillas, su papá tiene muy pocos recursos”, mencionó el periodista, quien considera que en la zona existen personas de gran corazón que podrían darle una mano al joven que sueña con triunfar en el fútbol.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD