¿Y ahora qué?

La noticia del día fue la salida de Fernando Jubero, quien de mutuo acuerdo con la directiva dejó la conducción técnica de Cerro Porteño. El español clasificó al Ciclón a los octavos de la Copa Libertadores, pero no coronó el semestre con el campeonato.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5DDVZ34VGBDWNOGEWLQPIZPTJA.jpg

Los días posteriores a la derrota 2-1 contra San Lorenzo en el Erico Galeano parecían ser más complicados que este momento. En febrero, Cerro Porteño seguía sembrando dudas y perdiendo puntos, mientras el clásico rival caminaba a otro título. El debut en la Copa Libertadores estaba a la vuelta y la continuidad del entrenador estaba en duda. Pero luego de la tormenta volvió calma, el equipo tuvo un click, Nelson Haedo Valdez tomó el protagonismo de líder y el Ciclón comenzó a ganar hasta contra todo pronóstico: 1-0 en Belo Horizonte ante Atlético Mineiro.

La actitud cambió, por ende, el rendimiento también. Cerro Porteño hiló seis triunfos consecutivos entre el Torneo y la Copa, y metió presión a Olimpia. Pero el ascenso tuvo un choque, la derrota 1-2 con Libertad en la Nueva Olla. Pero el plantel se repuso rápido y tomó el ritmo hasta otro topetazo: el 1-1 con Deportivo Capiatá a días del superclásico. El líder tomó distancia y hasta ganó el derbi en el Defensores del Chaco. La caída frente al Decano fue el golpe de nocáut para cortar la pelea por el certamen local. En el campeonato internacional, el Azulgrana ya había asegurado un lugar en octavos.

Sumado a la derrota en el clásico, el triunfo del eliminado Zamora para quebrar la buena racha e invicta de Cerro Porteño, fue nuevamente detonante de una serie de dudas sobre Jubero, su relación con el plantel, las malas decisiones en la formación del once y su futuro al frente de la plantilla. Terminar primero en el Grupo C de la Libertadores fue el objetivo y lo consiguió, pero todo seguía igual. Con el final del semestre llegando, aparecieron los primeros nombres para reforzar con miras a la competencia continental y la obligación de ganar uno de los torneos locales.

PUBLICIDAD

Los nombres iniciaron la ilusión, pero solo fueron nombres, porque la realidad es otra. Cerro Porteño no solo buscará refuerzos, sino también un nuevo DT: sorpresivamente, y horas después de culminar el Apertura, Fernando Jubero dijo adiós. Se reunió este lunes con los directivos y, de mutuo acuerdo, rescindió el vínculo. Pasaron 48 partidos, 28 triunfos, 10 empates, 10 derrotas y ningún campeonato. ¿Y ahora qué? Hay tiempo, pero si el club no confirma al sucesor rapidamente, la serie contra San Lorenzo y el inicio del Clausura estarán cerca.

¿Y cómo quedan las incorporaciones? La vuelta Juan Manuel Iturbe es imposible por la diferencia económica con respecto a los ingresos del jugador en México; Ángel Romero sigue perteneciendo al Corinthians y, por último, Sergio Díaz, quien rescindirá con el Timão, no cuenta aún con la autorización del Real Madrid, dueño del pase, para que negocie con otra institución. Además, el futbolista cuenta con mejores ofertas. Lo que sí está asegurado, a falta de la firma, es Alexis Rojas de Sportivo Luqueño, quien se vinculará por cuatro años.

¿Y el técnico? ¿Ramón Díaz? Es una posibilidad; pero él dirige en Egipto. ¿Francisco Arce? El hombre de la casa y el último campeón invicto con el Ciclón.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD