Zubeldía: “Perdimos balones sencillos”

El entrenador de Cerro Porteño, Luis Zubeldía, señaló que su equipo perdió balones sencillos en la primera etapa y en una de ellas su rival llegó al gol. Además dijo que la gran figura fue Alfredo Aguilar y que “eso por algo será”, afirmó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KVNEOA5HZZHSFADBUGTCNNSLQA.jpg

 

“Si el rival creció en el primer tiempo no tuvo que ver con el juvenil. Me parece que cuando decrecimos fue porque perdimos balones que no nos podemos permitir perder, cuando un equipo esta diseñado con gente ofensiva lo peor que podes hacer es perder balones sencillos. Con este rival que utiliza bien el pase entrelíneas te lleva a fallar bien. Blas Franco hizo un buen partido, lógico que un profesional debería de hacerlo mejor, pero no paso por ahí lo que pasó en el primer tiempo”, afirmó el argentino.

“En el segundo tiempo manejamos mejor el balón, por eso tuvimos más control y las situaciones que tuvimos, el arquero tuvo tapadas muy buenas, en los tres clásicos que dirijo, el arquero de ellos fue la figura. Son justos ganadores”, añadió Zubeldía.

PUBLICIDAD

Habló de Alfredo Aguilar, el arquero de Olimpia, diciendo que fue la figura del partido. “Tuvieron situaciones en el primer tiempo y es lógico porque es un equipo duro, inquietaban porque es su juego y si le agregamos que perdimos balones, podía pasar. Pero si el arquero es la figura qué más se puede decir”.

Confirmó que Juan Escobar pidió el cambio y que a veces las cosas no salen como se plantea en la previa. “A veces las cosas salen mejor, no estaba fácil de entrada acomodarse y cuando no cuidamos el balón como lo teníamos que hacer el rival te empieza a llegar, no queríamos que pase eso. No fuimos precisos como deberíamos, tuvimos intenciones, situaciones, pero no nos alcanzó”.

No quiso hablar del planteo de Olimpia en el segundo tiempo y explicó el cambio de Jorge Benítez. “Todo es válido en el fútbol, sería irrespetuoso hablar del planteo del rival, el cambio de nueve por nueve era para ver si uno tenía más lucidez, a veces uno confía en que el que entra tiene lo suyo y puede ayudar al equipo. Me parece que terminan ganando bien porque el fútbol se gana con goles”, concluyó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD