Nueva Zelanda humilla a Francia

CARDIFF. Nueva Zelanda cumplió los pronósticos y se clasificó a semifinales del Mundial de rugby humillando a Francia (62-13), en Cardiff, con nueve tries, tres de ellos de Julian Savea, y se medirá en la siguiente ronda a Sudáfrica.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4XS2WJ2SIRBWHGQBZA6KVGRFV4.jpg

La ventaja de 49 puntos es la mayor de la historia en un partido de cuartos de final de un Mundial, que hasta ahora estaba en poder de Sudáfrica cuando ganó a Samoa en 1995 por 28 de diferencia (42-14).

El técnico de la selección francesa, Philippe Saint André, fue abucheado por los aficionados galos, que eran mayoría en las gradas del Millennium Stadium.

Nueva Zelanda dominaba en el descanso por 29-13, con cuatro tries de Brodie Retallick (11), Nehe Milner-Skudder (23) y dos de Julian Savea (29 y 38), por uno de Francia, de Louis Picamoles (36).

PUBLICIDAD

Los All Blacks sumarían cinco más en la segunda mitad, por medio de Jerome Kaino (50), el tercero de Savea (59), Kieran Read (64) y dos de Tawera Kerr Barlow (68 y 71).

El apertura Dan Carter sumó diecisiete puntos, con siete conversiones y un penal, fallando dos veces en sus patadas a los palos, alargando su récord mundial en partidos internacionales a 1.569.

Nueva Zelanda, con esta amplia victoria, acabó con los fantasmas que le perseguían con Francia, que le había derrotado en semifinales del Mundial de 1999 en Twickenham (43-31) y en cuartos de final del torneo en 2007 en Cardiff (20-18).

Los All Blacks habían pasado también muchos apuros para derrotar a los Bleus, que vistieron de rojo en este partido, en la final del último Mundial en Nueva Zelanda (8-7).

Todas esos malos recuerdos fueron enterrados con una victoria convincente y su pase a semifinales, donde los All Blacks se verán las caras con los Springboks, bicampeones mundiales, el próximo sábado en Twickenham.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD