Un Mundial de pronóstico incierto

MADRID. La decimonovena edición del Mundial de voleibol, que se disputará del 9 al 30 de septiembre en varias ciudades de Italia y Bulgaria, se presenta como una de las más inciertas de la historia, sin un claro favorito para hacerse con el título.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YQXRSMZCDBGHTO535CESEOI27Y.jpg

Brasil, oro olímpico en Río'16; Polonia, defensora del título mundial que conquistó en 2014; Rusia, actual campeón de Europa y reciente ganador de la primera Liga de Las Naciones; Estados Unidos, número dos del ránking FIVB, e Italia, con tres títulos mundiales en su palmarés, parten, a priori, como favoritos a un podio al que optan 24 selecciones. Todas ellas, salvo Eslovenia única debutante, con una dilatada experiencia en competiciones internacionales.

A excepción de Alemania (10ª y bronce en el 2014) y México (19º), los veinte primeros equipos de la clasificación mundial acudirán a esta cita, y de ellos solamente cinco lograron hasta ahora alzarse con algún título mundial: la antigua Unión Soviética, con 4; Brasil e Italia, con tres; Polonia, dos, y Estados Unidos. Para los representantes asiáticos, el Mundial continúa siendo su asignatura pendiente.

La enorme evolución en los últimos años de equipos como Francia, Serbia, Polonia, Bélgica e Irán, añadido a la ambición de países con enorme tradición voleibolística como Argentina, Japón, Holanda, China o Cuba acrecientan el atractivo de un torneo que arrancará el 9 de septiembre con el partido inaugural Italia-Japón en un majestuoso escenario: el Foro Itálico de Roma, ante 10.500 espectadores y con la presencia de Sergio Mattarella, presidente de la República.

PUBLICIDAD

En la primera fase de la competición (12 al 18 de septiembre) habrá cuatro grupos de seis equipos. En el A, con sede en Florencia, comparecerán Italia, Argentina, Japón, Bélgica, Eslovenia y República Dominicana. En el B, que se jugará en la ciudad búlgara de Ruse, lo harán Brasil, Canadá, Francia, Egipto, China y Holanda.

Bari acogerá el grupo C, con Estados Unidos, Rusia, Serbia, Australia, Túnez y Camerún en liza. Y, en Varna, competirán Bulgaria, Polonia, Irán, Cuba, Finlandia y Puerto Rico.

Los cuatro primeros de cada grupo accederán a la segunda fase (21 al 23 de septiembre) que se disputará en Milán, Bolonia, Sofía y Varna. El miércoles, 26 de septiembre, y tras dos días de descanso, comenzará en Turín la fase decisiva, con seis finalistas en liza.

Y, el domingo 30, el Pala Alpitour de la capital del Piamonte acogerá el encuentro por el oro.

La despedida de Julio Velasco, que dejará la selección albiceleste en manos de Marcelo Méndez para regresar a Italia (se hará cargo del Módena, de la A-1); el debut mundialista de Renan dall Zotto al frente de un equipo brasileño que se quedó sin su talismán, Bernardo Rezende “Bernardinho”, después de ganar el oro en Río'16; el regreso de los dominicanos tras un ausencia de 44 años en esta competición y el desempeño de los internacionales nipones, que preparan con mimo su cita olímpica del 2020, son otros de los alicientes de esta cita.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD