Una versión acerca del mote gumarelo

Es curioso cómo la colectividad italiana se indentificó con Libertad, cuando que en su fundación no aparece más que un solo apellido de ese origen, Allegretti.

Otro más se inscribe, en aquel ya lejano 1905, como integrante del primer equipo de la historia: Gatti, pero no fue en los campos de juego ni en las mesas directivas donde se notó la presencia de los tanos en el club, sino en las tribunas.

Apellidos ilustres, como Ruggilo, Brambilla, Olitte, Battaglia o Portaluppi, entre otros, quedaron como hinchas célebres del club, habiendo sido los Olitte reputados como los "number one" del fanatismo liberteño.

Pero, mucho antes, allá por el alborear del segundo decenio del siglo que se fue, aparecieron dos, cuyos nombres se fundieron en uno solo, para dar vida al apelativo hasta hoy más conocido del club: Angel Giumarresi prestó las dos primeras sílabas de su apellido y Luis Nuzzarello, las dos últimas, para que así naciera "GUMARELO", como también se le conoce a los liberteños, desde 1920.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD