Bailarín argentino encuentra en Paraguay pasión hacia el tango

El bailarín y coreógrafo argentino Jorge Firpo destacó el amor y el respeto que encuentra en Paraguay hacia el tango, así como el crecimiento de la masa de gente interesada en bailar. Hasta este sábado dictará un seminario de tango social para principiantes, intermedios y avanzados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NWBPJQRND5GBBGMH2ANMGG256A.jpg

Las clases están destinadas a los bailarines sociales, a los que habitualmente se conoce como milongueros. “Vamos a ver distintos aspectos del baile rioplatense: el tango, el vals y la milonga”, detalló.

Firpo subrayó que en nuestro país, a través de grupos como Pro Tango y Mástango, se está siguiendo la línea del auténtico tango argentino. “En muchos lugares del mundo han hecho un tango un poco más acrobático y desvirtúan la esencia”, acotó.

Igualmente, destacó el crecimiento de la masa de gente interesada en Paraguay por bailar al compás del 2x4. “Cuando entra el tango en tu cuerpo, en tus venas es como que no lo vas a dejar nunca más. Podés tomarte un descanso, un recreo, pero vas a volver en algún momento”, acotó, recordando que años atrás abandonó la carrera de Derecho para abrazar esta profesión que lo llevó a recorrer el mundo.

PUBLICIDAD

Enfatizó que una de las características del tango es el abrazo, contenedor y necesario. Al respecto, subrayó que el baile le permite conectarse con gente de otros países, a pesar de no hablar el mismo idioma.

El tango se constituye en una de las principales características culturales de la capital argentina, donde actualmente se realizan milongas todos los días.

Para Firpo, este fenómeno se inició luego de la caída de la dictadura, en el año 1983, y cada vez son más los jóvenes que se acercan a este tipo de actividades. “Antes te decían ‘qué voy a bailar tango, eso es para viejos’. Hoy eso ya no se escucha tanto. Esto también gracias a que nos hemos aggiornado tanto en el baile como también en la música y en el canto”, acotó.

Destacó además la incorporación de las mujeres a las orquestas tradicionales, algo que no sucedía en las agrupaciones de 1940. Firpo asegura que esto también contribuye a generar un mayor entusiasmo del público juvenil.

Las clases se dictan en el Café Proa (Padre Pucheu 594 e/ Juan de Salazar y España), de 19:00 a 22:15. También se ofrecerán clases particulares. Los interesados en participar pueden llamar al 222-456.

El sábado será el cierre del seminario, con una milonga abierta a todo público a partir de las 22:00. Las entradas costarán G. 40.000 y ya incluyen la cena.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD