Entre el pop y la experimentación

Interesante experiencia la de “Universo Paralelo”. Una música que surge de la mezcla de vivencias musicales y artísticas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TYJK47Q46NB2TBHWNZAVGUFZYA.jpg

Fran Villalba ha bebido del pop, del rock, del cine, la música experimental y la rica tradición clásica pianística. Todo eso resulta en una música que en un momento es hipnótica, en otros es pop de los ochenta, y en otros nos remite a Brian Eno, Pink Floyd y otros grupos progresivos de los setenta. Más que nada es una música inquietante, que desafía a las interpretaciones.

Villalba convocó a compañeros de su viejo grupo Gaudí (el bajista Óscar Rivas y el baterista Pincho Villalba) y también al guitarrista Carlos Tillner para el concierto de presentación del disco Universo paralelo, que se realizó el miércoles pasado en la sala Manuel de Falla del Centro Cultural de España “Juan de Salazar”. A ellos se asociaron el productor Rodolfo Brugada y el videasta Daniel Milessi, y juntos propusieron una experiencia que va más allá de la música. Una propuesta de luz y sonido que fue recibida con gusto con el público que llenó la sala.

Es el primer disco solista de Villalba, quien cuando todavía no cumplía 20 años ya formaba parte de Gaudí, en la segunda mitad de los años noventa. Ya en aquel entonces, sobresalían sus dotes interpretativas en el piano y en los teclados. Luego formó un grupo pop con su hermano Pincho, y también acompañó a otros grupos como tecladista invitado.

PUBLICIDAD

Tras establecer su propio estudio, empezó a hacer música para producciones audiovisuales y jingles para el pan de cada día. Hizo la música de Universo Servilleta y también de 7 Cajas. Este año nos sorprende con este disco atípico en la discografía paraguaya, pero que expresa el rumbo musical de Villalba.

El concierto se realizó con los músicos casi en penumbra, apenas iluminados con la pantalla que estaba ubicada a sus espaldas, donde pasaban videos preparados por Milessi. Frente a los músicos, cuatro pantallas de video apuntaban al público mostrando lo que captaban cámaras con lentes infrarrojas ubicadas sobre los músicos.

La música propone un recorrido que se inicia en Crepúsculo y culmina en Cosmos. Son diez composiciones, algunas con mucho ritmo como “ransformación y otras más relajadas como Aurora. Sobresale por muy diferente al resto La polca del mendigo, que tiene reminiscencias autóctonas. En este tema, participó también Fabricio Demestri, en guitarra y coros.

Una experiencia interesante que esperemos se repita. El público merece más de un contacto con este “universo paralelo”.

sferreira@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD