“Con la frutilla del postre”, se va un grande del básquetbol

Con un título más en su rico palmarés, con Olimpia Kings, Javier Enrique Martínez Miranda (41) se retira del parquet de baloncesto como jugador, para seguir “marcando los tiempos del equipo”, pero ahora como coach. En su mochila lleva 24 años de profesional, cargada de la gloria de la victoria, el sinsabor de la derrota, los amigos, pero sobre todo, con el reconocimiento de un país que despide a una de sus más fulgurantes estrellas deportivas.

JAVIER ENRIQUE MARTÍNEZ MIRANDA
JAVIER ENRIQUE MARTÍNEZ MIRANDAArchivo, ABC Color

A nivel local, con 5 títulos en Sol de América, 4 en San José y 4 en Olimpia, sobre su “adiós”, señaló: “voy tranquilo, porque fue muy evaluado, muy pensado y se dio de una manera que quería que termine, así que supercontento por este final y por aportar también lo mío dentro del equipo”.

Prosiguió: “sin lugar a dudas fue todo positivo, el ciclo de 2 años y medio con Olimpia como jugador, porque al retirarme de la Argentina como profesional, la verdad que no tenía pensado ni mucho menos tenía ganas de volver a jugar, pero una vez que al país, las ganas que tenía Olimpia de seguir saliendo campeón y la posibilidad de volver a jugar a nivel internacional me sedujo un poco y bueno, conocí a hermosas personas tanto dentro de la dirigencia como en la estructura del club. Esperemos seguir ligados a esto”.

Asintió que “lo mejor que me dio el básquet fue la disciplina y el carácter necesario para que no me pese en el día a día, el sacrificio que se hace para ser mejor y ese temperamento que te forja como persona. Entonces soy un agradecido del básquet no solo a nivel deportivo sino humano”.

“En cuanto a títulos, referencia e importancia, sin lugar a dudas Regatas Corrientes fue donde me sentí más idolatrado y donde acompañaron títulos, entonces obviamente es el lugar que deportivamente hablando más me marcó. Todos los títulos son emocionantes, pero la Liga Sudamericana 2008, el primero ganado por Regatas, fue el más, por ser el puntapié para que el club pegue un salto”, dijo el “Paraguayo”.

Siguió: “más allá que en Argentina salí mejor asistente y estuve en el cinco ideal una temporada y de los lauros individuales aquí, no cambiaría ningún cetro colectivo por el individual, siempre el equipo está primero”.

Sobre su inmediato futuro comentó que “seguro que voy a seguir ligado al club, hace un año y medio que estoy coordinando la Mini y en unos días cuando se calme la efervescencia de este título me sentaré con el presidente Carlos Saco y veremos donde más quiere que me inmiscuya, seguramente como parte del cuerpo técnico de Primera, ya que el técnico Carlos Romano tiene otro compromiso”.

También contó que “hace dos meses ya que estuve en una reunión con el presidente de la Confederación, Santiago Ochipinti y me expresó sus ganas de darme algunas selecciones, pero todo quedó en stand-by”.

Sobre sus referentes dijo: “viví la época dorada cuando se jugaba en el Palacio de los Deportes y yo era minibasket. Tenía ese espejo de ver juegos con cancha llena y a mí me llamaban mucho la atención los americanos: Frank Jackson, Willy Scott, Jeffrey Jenkins, Dale Parker, Lobo Hamilton y paraguayos como José Peté Velázquez, que estaba en el club donde yo empecé a jugar el mini, Sol de América”.

Se despidió diciendo que “sin lugar a dudas el título 34 de Olimpia fue muy emotivo, lo tomé con mucha tranquilidad, pero el estadio, el marco, la paridad de los dos equipos y el hecho de jugar un suplementario es como que podés decir, terminó de la mejor manera, con la frutilla del postre, así que demasiado contento por lo que sucedió ayer y obviamente no me voy a olvidar de ese momento”.