Acabó con equilibrio

Olimpia no pudo sostener la diferencia de 1-0 que tenía y, cerca del final, Libertad consiguió igualar el partido en un trámite que fue mucho más favorable al Decano, que no supo liquidar el compromiso y al final sufrió con el 1-1. Rolón y Balbuena fueron los goleadores.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OK5TCMV7FBDPDOITTUEWZLFWRE.jpg

Un partido jugado con mucha intensidad, con un Olimpia superior, con Libertad levantando de a poco, con tres jugadas polémicas y al final con una igualdad injusta para el local. Es el resumen del clásico blanco y negro de anoche entre franjeados y liberteños.

Bien lo de Olimpia, que tuvo muchos progresos con relación al primer juego ante Luqueño.

Hubo mayor volumen de juego, mejor entendimiento y con unas ganas tremendas de salir adelante.

PUBLICIDAD

Olimpia fue incisivo desde el arranque, llegando bien en reiteradas ocasiones.

Pero la falta de culminación fue irrebatible, puesto que todas las jugadas bien gestadas terminaban sin la contundencia necesaria.

En medio de todo eso, la controversia también fue parte del juego. Hubo tres pelotas en el área liberteña que pegaron en manos de Pedro Benítez en dos ocasiones y otra en Luis Cardozo.

Pero el juez Samaniego, de pobre trabajo, se desentendió de las acciones, cuando una (la de Cardozo) fue evidente para la pena máxima.

Pero el Decano abrió el marcador, cuando Vargas hizo un tiro libre, y en el área apareció la cabeza de Rolón para enviar el esférico al arco de Muñoz.

Libertad se recompuso de a poco. Ingresaron Saldívar y Gamarra y el equipo fue pisando mejor el terreno de juego.

Olimpia fue perdiendo fuerza, Arce buscó mantener el 1-0, quitó a Cardozo (que había suplantado a Zeballos), ingresó Mendieta, pero el cambio no funcionó.

Insistió Libertad y en el final, tras un córner y mal rechazo, Balbuena con fuerte disparo marcó el 1-1.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD