Al borde del abismo

Tacuary quedó al borde del abismo, al caer anoche por 2 a 1, de local, ante el aplicado Rubio Ñu, que en la etapa final le jugó al contragolpe, que tantas alegrías brindó a los albinegros.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PX4BUAI2XVEXLB6E2KAKPK6GYQ.jpg

Muy rápido, en apenas 16 minutos del partido, Rubio Ñu ya marcó los dos tantos con los que iba a ganar el partido. El juego era abierto, ambos entraron a buscar el gol, pero los ñuenses lo hacían con más claridad y profundidad; Diego Chamorro, con remate desde la cabecera del área, y Óscar Velázquez con un soberbio golpe de cabeza, plantaron el terror en Viñas Cué, ante una buena cantidad de hinchas albinegros.

Las cosas se complicaron para Tacuary, en la etapa final, cuando la visita se les metió atrás, y salió con rápidos contragolpes, por lo que tuvieron que recurrir a los centros en busca de las cabezas de “Tacuarita” y de Jorge Ortega, pero Ayala y Velázquez ganaron casi en todas.

En un forcejeo entre “Tacuarita” y Velázquez, dentro del área ñuense, los locales pidieron penal, pero el árbitro Mercado no entendió de esa manera.

PUBLICIDAD

A cinco minutos del final, Raúl Román cobró un tiro libre en forma oblicua al arco de Valenzuela, el balón tomó una velocidad impresionante y se metió en el ángulo derecho del arco visitante, recobrando la esperanza del empate, pero ya no hubo tiempo, y Tacuary se quedó a un paso de caer a la Intermedia.

Todos contra el juez Mercado

Al pitazo final del árbitro Jorge Mercado, el técnico de Tacuary, Gonzalo Ocampo, hizo un pique hasta la mediacancha para recriminar al árbitro del cotejo, por no haber cobrado una supuesta falta de Velázquez en contra de “Tacuarita” Cardozo, en el área ñuense, en el segundo tiempo.

Posteriormente, una lluvia de botellitas vacías fueron arrojadas por los hinchas locales, cuando se retiraba el sexteto arbitral, a quienes responsabilizaron de la derrota de su equipo, que ahora tendrá que hinchar por Guaraní, para que le gane mañana a Carapeguá, a fin de que mantenga la esperanza de salvar el descenso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD