Ayuno de goles

Nacional y Sportivo Luqueño no rompieron el cero en el estadio “Arsenio Erico”. En el caso del cuadro auriazul, el hecho de no haber ganado le privó de compartir la punta con Guaraní, que fue el gran beneficiado de la segunda fecha, pues queda solo arriba.

Conscientes y tranquilos por el trabajo realizado, se retiraron del “Arsenio Erico” los equipos de Nacional y Sportivo Luqueño, a pesar del marcador en blanco.

El esfuerzo de ambos fue parejo y en algún momento uno y otro tuvo la posibilidad de anotar el gol. Pero, nunca se vio una firme convicción para concretar los goles por parte de los dos bandos, que pensaron más en no cometer errores que en generar fútbol propiamente dicho, en una cancha de por sí reducida y poco apta para el juego abierto.

Los primeros 20 minutos del encuentro fueron los mejores en cuanto a movimiento del balón. Algo más produjo en ese aspecto Nacional, con Melgarejo, quien esta vez jugó en posición neta de ataque, apoyado por los volantes, especialmente Orué y Torales, para buscar arriba a Luis Ovelar, quien pesó poco en función ofensiva.

PUBLICIDAD

Las llegadas de Nacional encontraron siempre seguro y bien ubicado al arquero Tobías Vargas, quien a la postre fue quien tuvo la actuación más atinada del partido. En Luqueño se alistó Ariel Bogado, hasta hace poco jugador tricolor, quien no pudo llegar o conducir a su equipo al gol. En un pase largo de Robles, Bogado quedó solo en el área, pero el arquero Don fue más rápido y conjuró el peligro.

En el segundo período, Melgarejo escapó hasta de un estirón de Claudio Vargas de su camiseta. Dentro del área cruzó el centro y Luis Ovelar, tampoco esta vez pudo empujar la pelota en la boca del arco.

Poco después, el mismo Claudio sacaría a Melgarejo del partido al producirle un corte en la cabeza, saliendo así una de las pocas figuras rescatables del partido.

El cero ya estaba sellado, cuando el lateral tricolor Miers, de buen primer tiempo, “enojado” quizás porque no recibió tarjeta amarilla esta vez, aplicó un pelotazo intencional al auriazul, Néstor Ayala, recién ingresado. La pelota estaba en juego, pero Miers buscó perjudicar al colega, por lo que su calificación es menor de la que hubiese tenido.

6 tiros de esquina se registraron en el partido entre Nacional y Luqueño, lo cual da la pauta de que la producción de ambos no fue buena. Los tricolores tuvieron 3 en el primer tiempo y los luqueños igual cantidad en el segundo período.

jugadores de apellido Vargas actúan en Sportivo Luqueño. El arquero, Tobías, y el lateral derecho, Claudio. El golero fue de lo más lúcido en el partido de ayer ante los tricolores.

Creo que el arbitraje esta vez fue impecable y no incidió de ninguna manera. Ojalá eso se mantenga en cada partido, porque eso le hace muy bien a nuestro fútbol” Robert Harrison

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD