Brillante campeón

Ríver Plate sigue escalando con el objeto de alcanzar en el 2011 su ascenso al máximo circuito, en el año de su Centenario.

En el 2009, el Kelito fue campeón de la Primera C y en la presente temporada se adjudicó el título de la Primera B, de la mano del director técnico Mario Rivarola."Este es el mejor regalo que puedo tener en mi carrera", expresó Mario Rivarola Duarte, de 62 años, quien tiene el honor de ser tricampeón con el Kelito, pues en el 2008 fue llamado a entrenar la Sub 18 riverista, con la que alcanzó la corona, saltando luego a Primera, para  la doble conquista.   

El "profe" es oriundo de San Juan, Misiones. River es su casa. Llegó  en el 65, procedente del 1º de Enero, y después de una temporada en inferiores jugó en la categoría principal en el 66, para luego pasar a Olimpia, a Presidente Hayes, al Pereira y al Independiente Medellín de Colombia, y militar en las ligas de Guatemala y Ecuador. El orientador es de la promoción 1986, pero antes de recibirse de entrenador ya trabajaba en River, como asistente de Sergio Rojas.   

Como DT, Rivarola tiene un largo recorrido, ya sea en el fútbol grande, como en modestos cuadros del interior.   

La clave del éxito con el Kelito es sencilla, para el estratega. "Tener buenos jugadores", la mayoría de la casa, contando con refuerzos para conformar la columna vertebral e ir quemando etapas. "Contamos con una buena base y, principalmente, el apoyo directriz y de la barriada", dijo.

Una pregunta obligada es si se puede vivir con el sueldo del Ascenso, más aún cuando el campeonato tiene tan poca duración, como el de la "B", que arrancó el abril y finalizó el fin de semana pasado. "Es imposible, porque perdés dos o tres partidos y te echan", indicó Rivarola, quien trabaja desde hace 14 años como empleado del hospital San Pablo y, además, es peluquero. "Cuando jugaba en Colombia estudié, y en casa tengo mi peluquería y mis clientes", matizó.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD