El Ciclón devastador arrasó con aborígenes

Cerro Porteño logró su tercera victoria consecutiva en el campeonato (4-0), asestándole a Guaraní su cuarta derrota al hilo, nuevamente por goleada. El juvenil Kevin Fernández fue autor de los dos primeros goles del Ciclón. Los otros fueron autoría de Óscar Ruiz, quien reapareció.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IGZTU3CXVJC2VI52WTALBOBPLQ.jpg

Presente radicalmente opuesto para azulgranas y aurinegros

Un Ciclón devastador se desató después de la intensa lluvia caída en la tarde de ayer.

El mismo tuvo su epicentro en el Defensores del Chaco, donde Cerro Porteño, muy superior a Guaraní, terminó asestándole otra goleada, de las que ya colecciona el Aborigen en el torneo Apertura.

PUBLICIDAD

La insistencia cerrista sobre las posiciones defensivas aurinegras tuvo su efecto cuando, a los 22 minutos, Insaurralde envió un centro sobre el área. El juvenil Kevin Fernández, anticipándose a Bartomeus, impulsó la pelota con una rodilla por sobre el arquero, Guruceaga, para abrir el marcador.

Cerro siguió dominando frente a un desconcertado cuadro legendario y en el área rival forzaba acciones como las dos faltas sucesivas de Imperiale, en su área, sujetándolo a Churín, primeramente, y enseguida, con un patadón que tumbó a Raúl Cáceres, ambas merecedoras de ser sancionadas con la pena máxima.

El Aborigen intentó reaccionar en el segundo tiempo, pero solamente contaba con Gamarra como su referente más importante. En un rápido contragolpe azulgrana, salió un pase largo que encontró a Kevin Fernández, aún en terreno cerrista. El juvenil dejó en camino a Bartomeus y a otros, remató y el arquero dio rebote. Cuando este iba a echar mano en el balón, su compañero De la Cruz quiso rechazarlo y no hizo otra cosa que cederlo de nuevo a Fernández, quien concretó el segundo gol de su obra.

Reapareció Óscar Ruiz, reemplazando al lesionado Insaurralde y en jugadas de Irrazábal y Churín, también hizo dos goles, dejando claro el presente opuesto que tienen Cerro y Guaraní.

LAS CLAVES

El buen momento que ha encontrado Cerro Porteño en el campeonato, superando aquellos inciertos de las primeras fechas, se hizo notorio en el partido frente a Guaraní. El Ciclón ha empezado a ajustar sus líneas y con esa nueva fisonomía de equipo, apunta a seguir subiendo en la tabla.

En contrapartida, el pronunciado declive que experimenta Guaraní no puede ser superado por el conjunto aurinegro. Pasan entrenadores, pero el equipo sigue sin dar señales de vida. El partido de ayer fue otra decepcionante actuación aborigen y su situación es preocupante.

La varita mágica tocó ayer al juvenil azulgrana Kevin Fernández. En su tercer partido como titular, el volante se mandó dos goles, que marcaron el camino del triunfo cerrista. Asimismo fue el primer partido en el cual Kevin completó el primer tiempo y jugó hasta los 72 minutos.

spena@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD