El “Kure Luque” se tragó a un Ciclón

Luqueño se dio el gusto, en su estadio, al derrotar a Cerro Porteño. El primer tanto auriazul fue marcado por Adalberto González a los 28 minutos. En el segundo tiempo, igualó Junior Alonso y en una arremetida de Goiri, Luqueño anotó el 2 a 1 final.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HCWPRMGGTFH5FF7NEE3PWAMFBA.jpg

Luqueño saboreó una victoria siempre deseada, frente a Cerro Porteño. El Ciclón asomó al caer la tarde en Luque, pero el “Kure” no le permitió tomar fuerza y se lo tragó de buena gana.

Los primeros quince minutos fueron favorables al equipo azulgrana, que movía mejor la pelota y se proyectaba en ataque, pero sin claridad para definir.

La acción más propicia para Cerro la generó Fabbro a los 10 minutos, aprovechando una falla del lateral derecho auriazul Giménez. El azulgrana encaró y tras una pared con Ortigoza quedó solo frente al portero Rodolfo Rodríguez. Fabbro remató de derecha y Rodríguez salvó el inminente tanto con una rodilla.

PUBLICIDAD

El primer tiempo tuvo a mal traer a los defensores centrales cerristas, Leonardo Cáceres y Gustavo Velázquez. Los sucesivos errores de estos derivaron en el tanto de apertura anotado por el exdelantero de San Lorenzo, Adalberto González, quien aprovechó un regalo de Velázquez para definir solo frente a Anthony Silva.

En la segunda etapa, Cerro empató con gol de Junior Alonso a los 6 minutos, en otro error defensivo, en este caso del argentino Cristian Trombetta.

Tras un tiro de esquina de Nicolás Martínez y salida falsa de Silva, una arrenmetida del zaguero luqueño, Goiri, culminó en el segundo gol auriazul, a los 16 de esa fracción. No fue golpe de cabeza, incluso el balón pareció rozar el brazo de Goiri y tocar el puño de Silva, quien quedó arrodillado.

Los “refuerzos” cerristas dejaron serias dudas y uno de ellos, Derlis Meza, ingresó a los 75’ y tres minutos después, por una reacción infantil en contra del “ducho” Vladimir Marín, vio la tarjeta roja directa.

También se dio el debut del portugués Luis Leal, reemplazando a Sergio Díaz a los 64’. Leal tampoco mostró gran cosa y menos aún pudo ser la solución para la falta de gol de Cerro.

Hubo otros intentos azulgranas, como un remate de Fabbro, pero estos se esfumaron con las atajadas del arquero Rodríguez.

Azulgranas, dolidos

La derrota obviamente no cayó bien en filas de Cerro Porteño, cuyos protagonistas casi no emitieron declaraciones al término del partido ante Luqueño.

Quien arrancó como volante por derecha y fue cambiado hacia el final para el ingreso de Derlis Meza, el exsolense Raúl Cáceres, señaló: “Creo que empezamos bien, pero luego nos descompaginamos. Tenemos que jugar de forma más asociada. Luqueño hizo mejor eso, realizó el juego que se habían propuesto hacer y por eso se llevaron el triunfo”.

Cáceres añadió: “Luqueño se plantó muy bien, pero nosotros ya tenemos que pensar en el próximo partido del jueves frente a General Caballero”.

Por su parte, el central Leonardo Cáceres apuntó: “Nos quedamos desprotegidos en defensa y Luqueño con pelotazos y contragolpes nos complicó. Estamos tratando de interpretar lo que nos pide el técnico y pienso que estamos mejorando en eso”.

“Cosas por corregir”

El entrenador de Sportivo Luqueño, Héctor Marecos, se mostró satisfecho por el triunfo de su equipo frente a Cerro Porteño, pero a su vez apuntó que “el equipo tuvo un excelente comportamiento dentro de la cancha y eso nos pone muy contentos, porque se nota el entendimiento del trabajo y del planteamiento que deseamos hacer. Sin embargo, notamos que hay aún cosas por corregir, lo cual es normal ya que el campeonato recién empieza y este es prácticamente un equipo renovado, que todavía hay que pulir”.

Por su parte, el arquero Rodolfo Rodríguez, quien tuvo su paso por Cerro Porteño y retornó a la entidad auriazul, manifestó: “Para mí, no era ningún partido especial. Soy un profesional y mi equipo actualmente es Luqueño. Nos debemos al plantel, al cuerpo técnico que trabaja con nosotros y por eso estamos muy felices de haber logrado esta victoria, muy importante por tratarse de un rival como Cerro, pero hay que seguir así”.

La violencia no estuvo ausente

La violencia no estuvo ausente, una vez más, en la cita del fútbol en Luque. Incluso hizo la “previa” del encuentro disputado ayer entre el conjunto local y Cerro Porteño.

Fueron muy comentados los incidentes ocurridos en la noche del sábado, cuando en ese mismo escenario se cumplía una programación correspondiente a la Copa Libertadores Sub 20, con participación cerrista y presencia de hinchas identificados con las denominadas “barras” auriazules y azulgranas.

No hubo entonces prevención policial, atendiendo a las rivalidades consabidas y aquello derivó en emboscadas, bombardeos de inadapatados hinchas locales contra cerristas, a la salida del estadio.

Ayer volvieron a darse enfrentamientos con proyectiles y hubo gente detenida en la comisaría de Luque.

Lamentable consecuencia de la intolerancia y las continuas provocaciones mutuas de ambas barras que continúan demostrando el daño inmenso que le hacen al fútbol.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD