En el final, Olimpia vio el resplandor

Olimpia dio vuelta un marcador adverso de 2-1 y faltando poco para el final marcó dos goles fundamentales (Silva y Núñez), que pueden ser los del título.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4C4KWYZVURCSFN6WNPEZLSV2NQ.jpg

El gol de penal de Trombetta, que fue el 2-1 a favor de San Lorenzo a los 30’ de la etapa final, pareció sentenciar el partido.

Pero no, no fue así. Porque Olimpia despertó totalmente, reaccionó y a base de fuerza y temperamento llevó a San Lorenzo hacia su arco.

No había tiempo para nada. Solo quedaba atropellar y empujar y con esas capacidades pudo marcar los goles que hacía falta para dar vuelta el partido y sellar una gran victoria.

PUBLICIDAD

Lo de Olimpia una vez más fue preocupante. Hizo el primer gol con méritos por parte de Silva, pero después, aunque fuese difícil de creer, fue totalmente absorbido por un cuadro sanlorenzano que desnudó enormes falencias que tiene el equipo de “Chiqui” Arce.

Con un penal bien sancionado por Méndez, tras falta de Riveros contra Pereira, Trombetta, de penal, igualó el partido. El Santo se dio el gusto de hacerle incluso toques desconcertantes al Decano.

El Rayadito arrancó de nuevo mejor la etapa final y tras falta de Candia a Arévalos, Trombetta, de nuevo con un penal bien cobrado, hizo el 2-1.

Inconcebible lo de Olimpia que pasaba un papelón ante un rival –ya descendido– mucho mejor parado.

Pero apareció la fuerza decana en el final. Otra vez Silva y en la agonía Núñez dieron vuelta un partido inesperadamente complicado.

Mareco reconoce éxito del rival

Si bien es cierto que cuestionó determinaciones, como la del cuarto árbitro, el técnico Héctor Mareco señaló que Olimpia ganó bien el partido. “Pero hubo una equivocación grande. El tercer cambio tenía que ser Amarilla por Ruiz Peralta, que estaba lesionado, pero el cuarto árbitro quitó a Pereira. Le reclamé, pero ya no hizo caso. Es grave lo que pasó”, dijo Mareco.

Gran alegría en el camarín franjeado

El camarín de Olimpia se inundó de alegría. La agónica victoria obtenida hizo que el festejo sea mucho más celebrado. “Lo que importa es el triunfo. Pusimos todo en la cancha en el final y conseguimos un triunfo dramático que puede ser el del título”, señaló Fredy Bareiro. En la directiva cuestionaron a la dirigencia cerrista y señalaron que trata de empañar el torneo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD