Europa se aprovecha de la corrupción en la Conmebol

MOSCÚ ( Reuters, por Andrew Downie). Una nación europea se prepara para ganar el Mundial por cuarta vez consecutiva el domingo, lo que confirma un dominio sin precedentes para este continente sobre sus tradicionales rivales de América del Sur. Si Francia o Croacia levantan el trofeo en Moscú, garantizará una sequía mínima de 20 años para los países sudamericanos al momento de levantar la copa. Hasta esta racha, los equipos europeos nunca habían ganado más de dos mundiales seguidos, y eso fue en 1934 y 1938.

El último Mundial ganado por un sudamericano fue el de 2002 (por Brasil) y tras Rusia 2018, Europa ampliará su ventaja con 12 títulos contra 9 de Sudamérica.

Confirmando la hegemonía, solo uno de los últimos ocho finalistas –Argentina en 2014– ha venido de América Latina. Sin embargo, algunos son más cautelosos.

Aunque los resultados de Argentina y Perú fueron decepcionantes, Brasil superó a Bélgica durante gran parte del partido que perdió en cuartos de final y Uruguay y Colombia lo hicieron bien hasta que fueron eliminados en partidos en que no contaron con jugadores influyentes.

PUBLICIDAD

Colombia incluso fue eliminado en una tanda de penales que estuvo muy cerca de ganar. “Son siete partidos en un mes, un evento breve”, dijo a periodistas Andy Roxburgh, miembro del grupo de estudio técnico de la FIFA. “Tienes que ver más allá en el tiempo para ver si hay una tendencia”.

La tendencia, sin embargo, parece ser clara y pueden haber varias razones que la expliquen. La más obvia es la financiera. Los clubes y federaciones de Europa tienen más para gastar en reclutamiento, desarrollo y entrenamiento de jóvenes futbolistas.

Aunque los principales talentos de América del Sur juegan en Europa –donde las condiciones de juego, la seguridad y los salarios son muy superiores de los que tienen en sus países–, una mejor organización ha provocado que los europeos produzcan más jugadores de primer nivel.

Fuera del campo, incluso los clubes europeos más modestos se manejan como cualquier otro negocio, contratando a los mejores en todos los niveles, desde expertos en nutrición hasta el marketing. En contraste, muchos clubes sudamericanos siguen siendo administrados por hinchas.

Corrupción - Conmebol 

La corrupción que ha afectado al fútbol también es un factor. Los últimos tres presidentes de la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol) fueron acusados en Estados Unidos en el escándalo que golpeó a la FIFA, así como los últimos tres líderes de la Confederación Brasileña de Fútbol y el exjefe de la Asociación de Fútbol de Argentina (AFA).

Ese caos ha asustado a patrocinadores y empresas de comunicación, que ya se mostraban reacias a pagar mucho dinero por transmitir competiciones que muchas veces no cuentan con sus mejores jugadores.

“20 años de ventaja” 

El excapitán de la selección de Uruguay Diego Lugano dijo que con este Mundial se demostró que Europa sacó 20 años de ventaja a América respecto al nivel futbolístico y su organización y afirmó que dicha ventaja se debe a “las corrupciones en la Conmebol”.

“Este Mundial confirmó que Suramérica se alejó de Europa”.

“Europa nos sacó 20-25 años de ventaja por la estructura seria que tienen sus federaciones debido a la inversión y a sus ligas, que hacen que tengan mejores jugadores. Suramérica se atrasó por las corrupciones y los manejos de Conmebol”, dijo a la radio Sport 890.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD