General subordina a Cerro

Cerro Porteño se debió conformar anoche con un empate a dos goles con el General Caballero de Zeballos Cue, en un partido en el que estuvo dos veces abajo en el marcador. El Ciclón jugó mal y no mereció mejor suerte que la que tuvo.

El partido fue de regularización de la octava fecha del Apertura.No alcanzaba  para un mejor resultado

El desfile de entrenadores por la banca azulgrana no genera cambios determinantes en las características del Ciclón 2011, que continúa manifestando los mismos problemas de falta de agresividad en la marca del mediocampo, gruesos desajustes defensivos y dependencia extrema de la gestión individual  en el ataque.

Anoche, con la obligación de vencer a General Caballero para ir descontando los puntos de ventaja que le han sacado varios equipos en la tabla, dio una muy pobre exposición de juego, manifestando altas dosis de los síntomas ya apuntados.

Esta vez, el abanderado de las deficiencias defensivas fue Uglessich,  cuya tercera vacilación antecedió al primer gol de los zeballenses, marcado por Santacruz, tras un tiro al palo de "Patú" Fernández.

Y si empató en el mismo primer tiempo el Ciclón fue solo por una desgracia de Paolo Ortiz, quien le dio rumbo de gol a un tiro  paralelo al arco de Lucho Cáceres.

Al arrancar el segundo tiempo, volvió a lucir mejor General y pudo haber anotado pronto la nueva ventaja. Al no hacerlo, quedó expuesto a que se le escapara el partido de las mano, cuando apenas ingresó Iturbe, llamado casi siempre como un bombero que debe apagar incendios, y Armando González le cometió un penal (lo atropelló) que no sancionó Arias. Pero el juez tuvo la gran virtud de observar lo más complicado, una mano del mismo González para el penal que como siempre remató con acierto Nanni para el 2-2 final,  porque General se había vuelto a adelantar minutos antes con un cabezazo de Vera, en medio de varias salvadas de Barreto.

Además del sinsabor que quedó tras el empate de anoche, en el vestuario de Cerro Porteño generó contratiempos y  algo de malestar la presencia de inspectores de la Dirección de Migraciones, que fueron con la misión de notificar a los jugadores extranjeros que aún no han regularizado su situación ante las autoridades del país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD