Goleada antes del clásico

Olimpia se justificó plenamente anoche frente a Luqueño y con buen fútbol y contundencia, tanto en la primera como la segunda etapa, aplicó una goleada (4-1) a un nervioso e inseguro equipo auriazul que no pudo parar el andar decano.

Donnet, en dos ocasiones, Marín, de penal, y Julio Cáceres anotaron las conquistas.Olimpia justificó plenamente anoche su condición de puntero del Apertura con una actuación que estuvo por encima de otras recientes.

Minutos nada más y  Cáceres, con golpe de cabeza, tras centro de Donnet, venció al arquero Villasantti.

El buen comienzo franjeado se vio opacado al instante por un  buen gol de  Escalante que con gran remate venció a Bobadilla. Luqueño se puso firme, dispuesto a dar lucha ante su copetudo rival que sintió el gol del empate y calmó en sus empuje.

Pero a medida que transcurrían los minutos y en momentos en que el auriazul mostraba que podía, increíblemente sus jugadores, que jugaron con una motivación única,  desviaron la atención y se dedicaron a entrar en el terreno del juego fuerte y las agresiones.

Zeballos, Ferreyra y Marín fueron los más buscados por los luqueños que cerca del final del primer tiempo perdieron a  Pérez, que aplicó un golpe a Ferreyra.

Unos minutos antes, Donnet, tras gran esfuerzo del "Tanque" que le ganó una pelota a Servín, hizo el segundo gol de Olimpia.

Apenas al iniciarse la parte final, Molinas también vio la roja. Igualmente debieron ser expulsados Irala y Vargas por agresiones cometidas. 

Con la ventaja y sin Zeballos y Ferreyra, Olimpia aguardó al herido Luqueño. En jugada rápida, Ariosa fue derribado por Servín y el juez pitó penal. Marín con disparo fuerte hizo el 3-1.

Para cerrar la noche, Biancucchi se metió en el área con velocidad, cedió el esférico a Donnet  y este con gran definición completó la fiesta.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD