Gran contundencia

Una gran demostración de contundencia hizo Olimpia ayer ante Luqueño al que goleó 4-1. En el arranque nada más ya llegó el primero de los goles por medio de Willy Mendieta, que anotó otro tanto después con mucha categoría. También marcaron Luis Cáceres y Jorge Mendoza. Descontó Christian Ovelar para la visita.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VLEBXI6SJBFXPGJCOMGCG4JMMA.jpg

Si en la fecha pasada hubo dudas y no se cumplieron a cabalidad los planteamientos, esta vez hubo un gran cambio de imagen. La producción olimpista alcanzó cuatro goles y un rendimiento interesante en todo el trámite del compromiso frente al Sportivo Luqueño.

Decía el técnico luqueño Félix Darío León antes del partido que llegaban a Para Uno con la idea de potenciar el juego del equipo y habló convencido de una muy buena labor.

La imaginación de León parecía que se iba a cumplir, porque en el impulso nada más del compromiso, el delantero Enso Villamayor, luego de una pelota larga impulsada desde el fondo, solo frente al arco de Diego Barreto, se perdió increíblemente el tanto apertura.

PUBLICIDAD

El desacierto de Villamayor pagó caro el cuadro de Luqueño, puesto que Olimpia contestó inmediatamente con el gol de William Mendieta, quien metido en el área y luego de un rebote del arquero Rodríguez, de cabeza inauguró el marcador.

Fueron momentos cambiantes del partido, puesto que Luqueño volvió a contestar y de nuevo Villamayor, en una situación mejor que la anterior, erró el arco cuando ya ni Barreto estaba allí para oponerse.

Eso fue todo de parte de Luqueño, una formación que nunca tuvo peso en el partido, con hombres erráticos que no supieron darle claridad ni buen fútbol al equipo, abundando el desorden.

Olimpia tomó el timón del partido y lo trabajó de buena forma, con un hombre como Willy Mendieta que de nuevo asomó ayer con gran resplandor. Se sumaron Mendoza y Lucho Cáceres, con gran tarea. Fue justamente este último quien le dio el segundo gol a Olimpia tras un remate desde fuera del área que sorprendió a Rodríguez.

Uno de los mejores momentos del partido lo protagonizó Willy en la parte final. Un tiro libre lo definió con gran categoría, enviando el esférico a la esquina izquierda del pórtico de Rodríguez.

El Sportivo descontó cerca del final con gol de Ovelar, pero la contestación franjeada no se hizo esperar y Jorge Mendoza, en tiempo de descuento, habilitado por Mendieta, cerró el marcador para la gran goleada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD