La Arboleda se congela

General Díaz congeló La Arboleda más que el frío y la lluvia al vencer a Rubio Ñu 2-1. El local abrió la cuenta con gol de Francisco Vera. En la etapa final, Diego Doldán y Cristian Martínez sellaron el juego.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YFW3OMCHCZDWXDUVU2YD2UZ7LU.jpg

Rubio Ñu empezó el juego con “luces prendidas”. A los cinco minutos abrió el marcador con tanto de Francisco Vera, quien venció al arquero Bernardo Medina con remate desde la cabecera del área. Luego se vino la noche, especialmente para el equipo local, que en el segundo tiempo perdió las riendas del juego y recibió dos goles para la victoria de General Díaz.

El partido no fue bien jugado por la pista embarrada. La pelota no podía rodar libremente por los charcos que anegaban gran parte de la cancha. Los resbalones y jugadas accidentadas fueron lo más resaltante en el partido y Rubio parecía manejar tranquilamente el resultado, pese a lo ajustado del uno a cero.

A los 16’ del segundo tiempo, ingresó el juvenil Diego Doldán en General Díaz. En su primera intervención, aprovechó la pelota que cayó en el área tras un tiro de esquina y la empujó al fondo del arco para el empate transitorio.

PUBLICIDAD

La igualdad no le quedaba mal al partido, pero General Díaz insistió sobre el final. Gran desempeño tuvo el lateral izquierdo Diego Vera, quien forzó al arquero Valenzuela con un remate de zurda, antes de la jugada del penal a los 39’ del complemento, por mano de Lucena. La temprana oscuridad obligó a encenderse las nuevas luces de La Arboleda por primera vez en un partido, pero el gol de penal de Cristian Martínez cortó la luz en Trinidad oscureciendo el panorama ñuense.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD