La lluvia no regó al “Triqui”

Trinidense y Sol de América empataron sin goles en Trinidad. El equipo local estuvo más cerca del gol en el segundo tiempo. Fue expulsado Osmar Molinas.

Sol sigue sin brillar

Los dos equipos más rezagados del campeonato ofrecieron un partido acorde con la campaña que llevan en el campeonato. La salvedad, en este caso, se refiere al conjunto del barrio Trinidad, que aún habiendo hecho méritos suficientes para erigirse en vencedor del encuentro, no lo consiguió y continúa en la espera de poder saborear una victoria para seguir soñando con la permanencia en Primera División.

El primer tiempo fue levemente favorable a Sol, por el manejo del balón y algunas acciones llamativas, que no pasaron de eso. A Trinidense le costó asentarse en su propia cancha, que no es de las mejores y suele ser objeto de críticas por parte de los visitantes. La lluvia que por momentos cayó de forma persistente hizo más visible el estado poco favorable de la pista de juego. No obstante, Trinidense mejoró ostensiblemente su trabajo ofensivo en el segundo período. Diego Fretes, quien ingresó en el primer tiempo por el lesionado, Esteban Ramírez, colaboró notoriamente para la mejor producción de su equipo. Jugadas rematadas por Santacruz, Teixeira, Jorge González, Álvarez, estuvieron cerca de concretarse. Al final, Molinas fue expulsado por una inexplicable agresión contra Arturo Aquino.

PUBLICIDAD

Ortiz, en la cuerda floja

Sol de América completó 10 partidos sin ganar, por lo que su entrenador, el argentino Fernando Ortiz, de 39 años, se encuentra en la cuerda floja. Inclusive anoche surgió la noticia de su supuesta salida, desmentida por el gerente deportivo Nelson Degen Pérez, en contacto con nuestro diario.

Ortiz totaliza 30 partidos con el conjunto azul, de los cuales obtuvo 10 victorias, 12 igualdades y ocho caídas. “Tengo muchas fuerzas de seguir trabajando y de revertir esta situación”, mencionó el orientador tras la paridad de la víspera en Santísima Trinidad.

 * Falta de eficacia. Trinidense acumula seis partidos sin victorias (cuatro empates y dos derrotas). Su entrenador, Carlos Jara Saguier, expresó: “El equipo dejó todo en la cancha, creo que mereció el triunfo, pero no llegan los goles. En eso vamos a seguir insistiendo”, significó el “Bambino”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD