Lo bueno se hizo esperar

De Olimpia es el título. Necesitó agotar los tres intentos que tuvo para festejar. Ayer lo hizo con absoluta propiedad, al sacarle a Cerro una diferencia más amplia que la que refleja el marcador.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IHXTSY3MQJBQXHM7LCXX3SBHQQ.jpg

Olimpia se sacó anoche de encima el sufrimiento y los momentos de angustia vividos al desperdiciar a estadio lleno (ayer no lo estuvo) dos ocasiones para adelantar el festejo, de la manera más sabrosa, venciendo en el juego decisivo al rival histórico, para lo cual dio muestras claras de una superioridad futbolística que estuvo por encima de la que reflejó el marcador final.

Con la cancha anegada en algunos sectores, como estuvo en el primer tiempo, el cuadro del “Chiqui” Arce fue el que se adaptó más rápido y nunca renunció, pese a las dificultades, a jugar, ante el visible desorden del rival. No hubo goles en el primer tiempo, porque en un acierto pleno, el árbitro Aquino observó un manotazo de Borja, que derivó en un gol, lógicamente anulado a Lugano, y porque en un increíble error no apreció como Fidencio evitó con el brazo izquierdo una inminente anotación de Paniagua, acción que debía haber determinado además la expulsión del volante cerrista.

Pero los goles llegaron para Olimpia, primero por obra de Fredy Bareiro, al arrancar el segundo tiempo, y luego una desgracia de Lugano. Cerro descontó en su única acción colectiva iluminada, que culminó Beltrán, cuando ya jugaba con diez, por la expulsión de Mareco. Pero no hubo milagro y la 40ª ya está en Para Uno.

PUBLICIDAD

LAS CLAVES

Terreno mojado: no se podía jugar correctamente con la pelota al piso debido a que había mucha agua acumulada, condición pareja para ambos equipos, a la cual el que mejor se adaptó fue Olimpia, claro dominador de las acciones desde el principio, ante un rival sin ideas, salvo las de Fabbro.

Terreno seco: cuando dejó de llover, las condiciones de la cancha mejoraron y la diferencia en el juego se acentuó a favor de Olimpia, que llegó a los goles en el tramo inicial de la segunda etapa, para obtener una diferencia tangible, que la supo cuidar hasta el final de la finalísima de ayer.

Posesión y paciencia: el Olimpia de anoche fue de nuevo bien parecido al que siempre pregonó su entrenador, el del juego basado en la posesión de la pelota y con la paciencia suficiente para esperar el momento de demostrar en el arco rival el mayor volumen de juego.

Bruno Valdez irá al Málaga

Bruno Valdez tiene todo listo para fichar por el Málaga de España.

La base de la operación se hace en casi 5.000.000 de dólares.

Otros jugadores que no seguirán en filas del Ciclón son el arquero Rodolfo Rodríguez, Ángel Martínez, David Mendieta y Blas Cáceres.

El nuevo entrenador, César Farías, había manifestado al presidente, Juan José Zapag, que quería que se mantenga el plantel, de modo a ver qué tenía, para luego tomar una decisión.

Sin embargo, los contratos de estos cuatro jugadores caducan a fin de mes.

Silva y “Legui”, interesan

El arquero Anthony Silva y el zaguero Luqueño José Leguizamón podrían constituirse en refuerzos para Cerro en la temporada 2016. Silva quedará libre a fin de mes, del Independiente Medellín de Colombia y el defensor fue ofrecido a Cerro, por Francisco Ferreira.

Otros jugadores pretendidos son el defensor uruguayo Germán Rolín, Néstor Ortigoza y el volante Marcos Riveros. Además, el técnico César Farías quiere contar con el venezolano Juan Arango.

Se negocia la ficha del lateral de Sol de América Raúl Cáceres.

Rodrigo no pudo salir

Rodrigo Rojas, quien sintió mareos y que por ese motivo tuvo que ser cambiado ya en la primera etapa (25 minutos) por Alexis González, no pudo ser trasladado a un centro asistencial debido a que el portón por donde debía salir la ambulancia estaba llaveado. Finalmente, fue tratado en el vestuario por el galeno Daniel Pineda.

El hecho además de insólito resultó peligroso para la salud del jugador que por suerte no tuvo consecuencias graves. Rojas había sufrido un violento empujón con afectación en el cuello en el juego anterior ante Sol.

El capitán valora el título

El capitán de Olimpia, Salustiano Candia, en medio de lágrimas, señaló que “levantar esta Copa no tiene precio. Levantar la Copa con el mejor del fútbol paraguayo y con el mejor de América es algo maravilloso”.

Dijo más: “Para mí es un sueño hecho realidad este campeonato. A mis 32 años esta consagración no se compara con nada”.

Manifestó luego: “Este grupo es bendecido, porque Dios es grande y es justo con nosotros. Hicimos los méritos para estar en este lugar. Nadie nos quería ver campeón, pero todos nos ven ahora”.

“Tantas cosas se dijeron”

Marco Trovato disfrutó al máximo de la consagración. En medio de los festejos, el presidente de Olimpia dijo: “Fue un torneo muy duro. Se tocó a mi familia, se tocó nuestro honor, pero conseguimos al final este título que es para toda la hinchada y mi familia”.

Prosiguió: “Olimpia no gana un título todos los años y acá se demuestra que con trabajo humilde se pueden lograr cosas”.

En el entretiempo, Trovato habría increpado duramente a Alejandro Domínguez por el penal (mano de Fidencio) que Éber Aquino no pitó a favor de Olimpia.

“Confiaron en mi persona”

Diego Barreto hizo el bis en el fútbol paraguayo. Alcanzó el título con Cerro Porteño en el Apertura y ahora con Olimpia en el Clausura.

Barreto dijo: “Gracias a toda la gente de Olimpia porque confiaron en mi persona. Quiero agradecer a todos, porque sabían de dónde venía, pero eso no fue obstáculo para integrar este grupo”.

El golero fue ovacionado y alzado en andas por la gente decana. Diego despotricó también contra la directiva de Cerro a la que acusó de “puercos”. Dijo que arregló todo y cuatro días antes del inicio del Clausura le quitaron.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD