Los premios se duplican

El Sportivo Luqueño viene de conquistar un triunfo clave en su lucha por la permanencia en la categoría. El 3-1 del sábado contra Deportivo Capiatá de visitante fue recompensado por la dirigencia con premio doble, que ya fue inmediatamente abonado.

Como el partido siguiente también es de suma importancia, frente a General Díaz, el viernes en el kilómetro 12 a partir de las 19:15, las autoridades resolvieron realizar la misma erogación al plantel en caso de una victoria.

El ambiente en el campamento auriazul mejoró considerablemente.

El entrenador Roberto Ismael Torres (46) necesita realizar un pequeño “ajuste de tuerca” para el mejoramiento tanto en lo futbolístico como en la interna del plantel para que todo fluya con normalidad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD