Olimpia suma y el Ciclón resta

Ni Cerro Porteño ni Olimpia festejaron, pero el empate de 1-1 que se registró en el clásico de ayer premia con un punto al equipo de Para Uno que con mucho en contra supo aguantar y con el cuadro del Ciclón, por pésimas decisiones de su técnico, y con todo a favor fue incapaz de ganar pese a tener un mayor protagonismo y pierde dos puntos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VDAJGAPX4BAUXBF4MHT2QLVI6Y.jpg

Premio a uno y castigo a otro

Por todas las dificultades que pasó y la capacidad de aguantar, Olimpia tuvo un justo premio con no perder frente Cerro Porteño que, por el contrario, tenía servida en bandeja la oportunidad de terminar con triunfo el clásico y se resignó a no sumar un punto, sino a ceder dos. 

Los tempraneros cambios de Almeida, primero del Sub 19 y luego, por lesión, de Pellerano –por entonces el mejor en el fondo franjeado–, abrió la chance a Leonel de cambiar su formación avara con la que arrancó el juego: prácticamente sin ataque. Pero Álvarez mostró que no tiene la lectura acertada del partido y tampoco los que los asisten se percataron que era el momento de potenciar la ofensiva y despoblar más la nutrida e inofensiva línea de mediocampistas. 

PUBLICIDAD

Cuando la pelota estuvo más en los pies de los azulgranas, pero sin generar riesgos, se registró el penal a favor del Decano y González se encargó de marcar la ventaja. Ya con necesidad de cambiar el resultado, tampoco Leonel se animó a cambiar su esquena improductivo y así se fue el primer tiempo.

Ya con Insaurralde en Cerro y a poco de arrancar el segundo período, Torres se fue expulsado de Olimpia, y ya con las tres variantes asumidas, comenzó a complicarse aún más al franjeado. El equipo de Álvarez rondó y mucho en las cercanías del arco de Azcona, que una vez más mostró su calidad. Por fin saltó del banco, donde no puede estar, Alfio Oviedo, y este con un zapatazo marcó el tanto del empate. Pero ya quedaba poco tiempo al juego; con Cerro buscando el desnivel, Camacho, en lo único de riesgo en el segundo tiempo, desaprovechó lo que pudo ser el triunfo olimpista.

LAS CLAVES

1. El clásico sin ganador se resume en la capacidad que tuvo Olimpia en reponerse a las adversidades y cuando tuvo que refugiarse atrás y a defender como sea la ventaja, lo hizo acertadamente frente a un rival que ejerció un mayor protagonismo pero incapaz de terminar bien en ataque.

2. El gol de penal marcado por Wálter González para Olimpia, tal vez en el mejor momento, con la pelota, del equipo de Cerro Porteño. Tardó y de la manera menos esperada vino el tanto de Alfio Oviedo que significó el empate a favor del Ciclón y así evitar cuestionamientos más duro contra Leonel Álvarez.

3. No tener la lectura acertada de parte del entrenador de Cerro Porteño cuando Olimpia quedó expuesto en el fondo con la obligada salida del defensor Hernán Pellerano. En lugar de potenciar el ataque, Álvarez se negó a cambiar su esquema avaro y cuando lo hizo, los tiempos ya quedaron muy cortos.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD