Olimpia vuelve a sembrar

Olimpia superó sin inconvenientes a Carapeguá por 3 a 1 en su retorno al fútbol casero, donde está obligado a buscar el título del Clausura para volver a la Libertadores. Dos goles del lateral Ricardo Mazacotte y uno de Castorino encumbraron a Olimpia. El descuento lo hizo Gustavo Toranzo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2OAUHTLS6NDSJD4JB3ASBN75U4.jpg

Si Olimpia necesitaba un aliciente para dejar atrás la frustración de no haber logrado su cuarta Copa Libertadores, lo encontró en Carapeguá.

El cuadro del interior, lejos de recomponer sus líneas para el segundo semestre, parece desarticularse con el alejamiento repentino de Mauro Caballero de la conducción técnica y un equipo que de no levantar su rendimiento rápidamente, estará condenado al descenso.

El Decano alistó a jugadores de alternativa y a sus refuerzos, especialmente Orteman y Abente, quienes ocuparon la zona media y el mismo Ricardo Mazacotte, quien ya ha jugado en la Copa, pero esta fue la primera vez en el campeonato con la casaca de Olimpia, convirtiendo el primero y el tercer tanto de la cosecha.

PUBLICIDAD

El trabajo de Abente fue destacado no solo en la marca sino también en las llegadas, habiendo rematado la pelota al palo tras el primer tanto, antes de irse tempranamente del partido, lesionado en una acción desafortunada cerca de los 40’ del primer tiempo.

Wilson Pittoni se constituyó de nuevo en el lanzador franjeado y de sus pelotas metidas contra el área rival se produjeron los dos primeros goles, de Mazacotte a los 16’ y de Castorino, en arremetida con Prono, a los 21’.

Carapeguá fue borrándose de la cancha y prácticamente era Olimpia el único protagonista. Cuando transcurrían 5’ de la complementaria, el pase fue para Mazacotte, siempre apoyando el ataque, y tras parar con el pecho cruzó un potente remate para el tercero.

Un leve atisbo de reacción tuvieron los carapegüeños en un tiro libre de Esteban Ramírez que el defensor Gustavo Toranzo cabeceó para el descuento. Pero no hubo argumentos para intentar más. Olimpia coronó de forma inquebrantable la victoria, que espera sea el punto de partida. Para cosechar, primero hay que sembrar, y el Franjeado comenzó a hacerlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD