Salvada del auriazul

Luqueño logró salvarse de la derrota ante Nacional empatando en el último segundo de adición (1-1), con gol de Aldo Quiñónez. En el primer tiempo, Miguel Paniagua anotó el tanto albo. En esa etapa fue expulsado por una falta inexistente Marcos Riveros.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VBAANXXKR5GGJMH5IXHUCVF6XE.jpg

Nacional ahogó grito de victoria

Con un hombre menos desde los tramos finales del primer tiempo, La Academia estuvo a punto de derrotar al “Kure Luque”. El agónico empate auriazul en el último segundo del partido, ahogó el grito de victoria tricolor.

El primer tiro libre del juego fue para Nacional por la izquierda, en terreno auriazul. Se encargó de ejecutarlo Marcos Riveros, enviando un centro hacia el arco de Diego Barreto. Todos los marcadores cuidaban a Facundo Parra, pero por detrás del delantero apareció solo Miguel Paniagua para empujar la pelota al fondo del arco tempranamente.

PUBLICIDAD

Pronto el técnico tricolor, Aldo Bobadilla, mandó a la cancha al volante Marcos Duré en reemplazo del juvenil, Jonathan Benítez.

Duré fue clave en el trabajo de mediocampo, más aún después de que Nacional quedara con diez hombres. Riveros fue amonestado a los 27’ y luego, en una disputa de la pelota extendió un brazo, pero sin tocar al rival, quien cayó aparatosamente al suelo. A instancias del asistente uno, Darío Gaona, el árbitro, Juan Gabriel Benítez, exhibió la segunda amarilla y la roja al mediocampista nacionalófilo.

En la segunda etapa todo Luqueño fue al ataque y Nacional se defendió bien. Incluso, también los albos pudieron haber aumentado la ventaja.

Corría el último minuto de adición y tras sucesivos tiros de esquina, Aldo Quiñónez anotó el agónico empate.

spena@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD