“Se está por caer a pedazos”

NANTES, Francia (AFP). Las esperanzas de encontrar con vida al futbolista argentino Emiliano Sala se fueron reduciendo a lo largo del martes, después de que no se encontrarán durante el día indicios del pequeño avión en el que viajaba y que desapareció el lunes por la noche en el Canal de la Mancha. La policía anunció hacia las 17h00 GMT la interrupción de las operaciones de búsqueda por este martes, centradas en el punto donde el aparato desapareció de los radares, a una veintena de kilómetros al norte de la isla de Guernesey.

“No hemos encontrado ningún indicio de las personas que iban a bordo. Si amerizaron, las opciones de supervivencia son a estas alturas, desgraciadamente, escasas”, indicó la policía en su cuenta de Twitter, precisando que se reanudará la búsqueda cuando amanezca el miércoles.

Mandó audio a sus amigos

Sala mandó un audio por el móvil desde la avioneta que le debía transportar de Nantes a Cardiff y que nunca llegó a su destino. “Hermano estoy muerto. Estuve aquí en Nantes haciendo cosas, y cosas, y más cosas... y no termina nunca. Estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos. Me estoy yendo para Cardiff que mañana arrancamos a entrenar en el nuevo equipo, a ver qué pasa. ¿Cómo andan ustedes hermanitos, todo bien?”, dice el jugador argentino antes de lanzar una frase premonitoria por todo lo que sucedería a continuación.

PUBLICIDAD

“Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben... papá qué miedo tengo”, concluye el audio.

Emiliano Sala se convirtió este mes en el fichaje más caro en la historia del Cardiff después de que el club galés pagara 17 millones de euros al Nantes, donde había jugado las últimas tres temporadas. Sala, de 28 años, había acudido el lunes al centro de entrenamiento del Nantes para recuperar sus últimos objetos personales.

“Es desesperante”

Centenares de hinchas del Nantes se reunieron ayer en una improvisada concentración de homenaje al jugador, colocando velas, flores, bufandas y una bandera argentina en una céntrica plaza. La cuenta de la red social Twitter del club publicó una foto de Sala rodeado de sus antiguos compañeros. “Pasan las horas y no sé nada, me da por pensar lo peor”, señaló Horacio, el padre del jugador, que horas antes había afirmado a medios argentinos que la situación era “desesperante”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD