Luqueño sigue en fojas cero

Luqueño volvió a empatar sin goles en su estadio, esta vez frente a Sol de América. Ambos equipos se estudiaron mucho y se neutralizaron mutuamente. El encuentro cobró mayor interés en la etapa complementaria, pero el cero no se movió.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SNDG53I5JNHURDEF6IMDQUQJXA.jpg

Sol casi quema en Luque

Una semana atrás había goleado a Cerro en ese mismo escenario. Ayer frente al dueño de casa, Sol casi vuelve a “quemar” en Luque.

Los recaudos y precauciones que tomaron ambos equipos se hicieron notorios en la neutralización que ejercieron uno sobre el otro. Los dos mostraron que querían ganar, pero el partido se hizo esquematizado en su mayor parte, quedando poco espacio para la espontaneidad y para las ideas claras en busca del gol.

PUBLICIDAD

Luqueño tuvo más la pelota, pero al carecer de ideas se tornó repetitivo y sin consistencia. Raponi quiso asumir la creación y la búsqueda del desequilibrio de la defensa rival, ante la opaca presencia de Francisco García. Este mostró solo gotas de su habilidad en la segunda etapa, pero no pesó ni se constituyó en pesadilla de una defensa solense donde sobresalieron nítidamente los dos centrales, Ricardo Martínez y Alberto Goiri.

A los 37’ del primer tiempo, Sol tuvo que cambiar al lateral Bruno Valdez, tras un golpe recibido en la cabeza que luego lo derivó a un sanatorio para que le sea realizada una tomografía.

A poco de transcurrir el segundo tiempo, también Sergio Escalante, lesionado en solitario de un tobillo, tuvo que ser relevado en Sol.

PUBLICIDAD

Luqueño renovó su artillería con los ingresos de Reinaldo Ocampo, Andrés Rodríguez y Ariel Bogado. Ni aún así el cuadro auriazul pudo rebasar la buena marcación de los solenses y por el contrario se expuso a contragolpes quemantes que pudieron ser letales.

Mazacotte, Mendieta, Diego Vázquez, Orzuza y hasta el mismo Ricardo Martínez dejando la “cueva”, promovieron sendas cargas para Sol de América que orillaron el gol sobre el final del partido. Los puños del arquero Silva de Luque, como también los de su colega Acosta, se prodigaron también para alejar el gol de ambos arcos.

Entredicho y disculpas

Una incidencia tuvo el encuentro entre Luqueño y Sol de América, que no pasó a mayores. Corrían 32 minutos del segundo tiempo y se produjo un entredicho entre el jugador de Sol de América Alfredo Mazacotte y el técnico de Luqueño, Pablo Caballero.

Algo había dicho el solense al entrenador rival cerca de la banca. Al percatarse, el capitán auriazul, Gonzalo Maulella, fue a increpar a Mazaccote, quien al sentir la cercanía del adversario se tiró al suelo.

Tras el informe del cuarto árbitro, el juez del partido solamente amonestó a Maulella, lo cual no tenía sentido, ya que si existió agresión debió ser expulsión o nada. Mazacotte se disculpó con Caballero en declaraciones y hasta dijo que hizo “un poco de show” con lo de Maulella. Caballero apuntó que un jugador como Mazacotte “no necesita llamar la atención de esa forma”.

Nos faltó la puntada final, pero tuvimos que hacer lo que ningún técnico quiere, que fueron los cambios obligados por lesión” Ricardo Dabrowski

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD