Un meritorio Sol puntero

Cumpliendo con la “ley del ex”, Santiago Salcedo, identificado con los colores azulgrana, anotó el único tanto de Sol de América que venció ayer a Cerro Porteño, por 1-0, sacándole el invicto y escalando a la cima del Apertura junto a Guaraní.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GPOERQRI6RHW5N3RPD7GRMI7VQ.jpg

lirala Sol de América realizando un inteligente planteo táctico anotó su gol, que al final fue el de la victoria, en un momento más que oportuno, cuando los azulgranas empezaban a salir del estupor que significó el ser atacado desde el principio, como no lo había hecho ningún equipo en el campeonato. En la complementaria muy pronto los solenses se replegaron permitiendo el dominio territorial azulgrana, que teniendo la posesión de la pelota casi con exclusividad no supieron definir frente al arco de Acosta, algunas jugadas con “olor” a gol.

El ataque solense estuvo agresivo al comienzo, sorprendiendo al sistema defensivo azulgrana. Ya a los dos minutos había avisado el Danzarín tras un tiro libre que fue a los pies de Ovejero, este remató el centro al medio del área que fue desaprovechado por centímetros por Sasa, con la valla desguarnecida.

Pasados los primeros 10 minutos de dominio azul, los cerristas empezaron a tener la posesión del balón y avanzaron hacia el arco solense. Sin embargo, los solenses no se dedicaron solo a defender y al contrario respondieron ataque por ataque. Es archiconocido el viejo proverbio que dice que, “no hay peor espina, que la del mismo árbol” y es eso lo que aconteció con el gol de Santiago Salcedo, un jugador identificado con los colores azulgrana, pero que ayer no perdonó cuando tuvo la posibilidad de batir a Barreto.

PUBLICIDAD

Fue a los 20 minutos de juego, un largo pase al vacío de José Domingo para su hermano, que dejó solo al goleador, quien no tuvo inconvenientes para anotar al palo derecho cerrista, cumpliéndose una vez más la famosa “ley del ex”.

En desventaja el Ciclón se fue adelante y en los últimos 15 minutos de la primera etapa copó la cancha, ayudado por el repliegue de los solenses. Con Cerro decididamente atacando, Amarilla pitó la culminación de los primeros 45 minutos.

En la complementaria el equipo azul apostó definitivamente por defender la exigua ventaja y pescar por algún contragolpe que le pudiera dar la posibilidad de sentenciar el encuentro. Cerca del los 15 Fabbro realizó una gran jugada dejando solo al chico Díaz, quien sin embargo remató al poste de Acosta. Pasado el cuarto de hora, pareció que el Ciclón llegaría al empate en cualquier momento, sin embargo fue Juan Pablo Raponi quien de un balonazo al travesaño casi puso el 2-0 para Sol.

Los últimos minutos fueron un monólogo cerrista frente al arco de Acosta, aunque el 1-0 no se modificó por lo que Sol consiguió un merecido triunfo.

Jacquet destaca disciplina táctica

Inmensamente feliz el entrenador de Sol de América, Mario Jacquet, destacó que el triunfo se debió al orden táctico que mantuvo su equipo en todo el compromiso, “los jugadores cumplieron todo lo que planificamos en la semana. Cuando entro Domínguez pedí a mis jugadores que no salgan de lo que estábamos haciendo (la marca en zona). Por momentos hemos sufrido porque Cerro tiene jugadores importantes. Pero hicimos el gran esfuerzo y con nuestro triunfo se hizo justicia”.

Cerro no quiere a Carlos Amarilla

El titular del departamento de fútbol de Cerro Porteño, Eduardo Viola, declaró ayer que no quieren que Carlos Amarilla sea el árbitro del clásico del próximo domingo entre Cerro Porteño y Olimpia. El directivo declaró luego del partido de anoche, “Amarilla dejó de cobrar dos penales para Cerro y por ese motivo no queremos que sea el juez para el clásico. Vamos a elevar nuestra protesta”. El plantel cerrista regresa el martes a las actividades, desde las 18:00, en la Olla.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD