Piden coherencia en política monetaria del BCP para dinamizar más el crédito

El Banco Central hasta la fecha rebajó tres veces su tasa de política monetaria, pero los incentivos por sus bonos (IRM) siguen altos, lo que disminuye la posibilidad de colocación de préstamos al público, advierten.

CURVA DE TASAS IRM Y TPM
Archivo, ABC Color

El Banco Central del Paraguay (BCP) está pagando tasas más altas por los Instrumentos de Regulación Monetaria (IRM), pese a la disminución de la tasa de política monetaria que aprobó su directorio a comienzo de año, según se ve en reportes de la institución disponibles hasta mayo último.

En tres ocasiones el BCP redujo su tasa de política monetaria en lo que va de año (25 puntos básicos cada vez); la primera fue en febrero, cuando se redujo a 5%, luego en marzo a 4,75% y el último ajuste a inicio de esta semana, quedando en 4,50%. Estas reducciones se hicieron con la intención de dotar a la economía de mayor impulso monetario y contribuir con la reactivación a través del crédito.

Pero las tasas pagadas por el BCP a los bancos por sus bonos aún no incorporan estas disminuciones. Según los datos oficiales, los IRM de entre 60 y 90 días de plazo se colocaron a una tasa del 5,8% en mayo último, frente a 5,2% del año pasado en el mismo mes; por instrumentos colocados a 365 días se pagó un interés del 6,2% frente a 5,7% del año pasado y para colocación mayor a un año se pagó una tasa de hasta 6,5% frente a 6% que se ofertó en el 2018.

PUBLICIDAD

De esta forma, los bancos prefieren refugiarse en los bonos del BCP, quedando menos margen de recursos para colocar al público y por ende también el interés pagado por los tomadores de crédito no ha sufrido variación a la baja, como se esperaba. “Está faltando un poco de coherencia en la política monetaria, lo que se producirá cuando bajen los incentivos para colocación de los IRM, para que la disponibilidad para créditos al público aumente”, dijo el economista y exministro de Hacienda Manuel Ferreira.

El profesional de MF Economía indicó que se aguardan los resultados de la próxima subasta de instrumentos monetarios, que será este viernes 26, para ver la efectividad de la política adoptada por la banca matriz.

Si la intención es dotar de mayor disponibilidad a las intermediarias (bancos y financieras), se espera que las ofertas tomadas por el BCP acompañen esta medida, reiteró Ferreira. El saldo de instrumentos colocados del BCP en bancos llega a los G. 10 billones.

Menos presión inflacionaria

El Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) observó que los riesgos derivados del sector externo para la inflación doméstica se han moderado por la baja en la cotización del dolar y del petróleo y porque la actividad económica interna sigue muy baja en su rendimiento. Al primer semestre del año, la inflación acumulada alcanzó una variación de solo 1,6%.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD