Siembra directa es un desafío para el Chaco, dicen expertos

En la presentación de un simposio sobre siembra directa en el Chaco se habló del enorme potencial de desarrollo de la producción agropecuaria en esa zona y que bien aprovechado y ejecutado, sostendrá la expansión agropecuaria chaqueña.

Conferencia de prensa en el local de Capeco respecto al simposio sobre siembra directa en el Chaco, a cargo de Ken Moriya, Martín Cubilla, Cristhian Chamorro y Verónica Monti (de izq. a der.)
Conferencia de prensa en el local de Capeco respecto al simposio sobre siembra directa en el Chaco, a cargo de Ken Moriya, Martín Cubilla, Cristhian Chamorro y Verónica Monti (de izq. a der.)Archivo, ABC Color

El simposio sobre siembra directa se hará el 6 de agosto en el local de la Gobernación de Filadelfia. Está organizado por la Federación Paraguaya de Siembra Directa para una Agricultura Sustentable (Fepasidias), la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) y la Consultora Nuestro Suelo SA. Contará con expositores extranjeros y nacionales.

El Ing. Martín Cubilla, directivo de Fepasidias y de Nuestrosuelo, y el Ing. Ken Moriya, de Fepasidias, expusieron ayer en conferencia de prensa el enorme potencial de desarrollo de la producción agrícola y ganadera en la Región Occidental.

Explicaron que pese a limitaciones que generan merma en la productividad, como ser la salinización de la tierra, entre otras, es posible con tecnología implementar el sistema de siembra directa, lo que favorecerá a sostener la expansión agropecuaria en el Chaco.

PUBLICIDAD

Cubilla indicó que mediante la siembra directa, la rotación de cultivos y la inclusión de los abonos verdes se podrá lograr cambios significativos con relación al manejo actual desarrollado en esa zona del país.

Moriya manifestó que el principal problema de hace más de 30 años en la Región Oriental fue el manejo del agua, que generaba erosión de los campos agrícolas. Sin embargo, mediante la capacitación de los productores, técnicos, estudiantes y todos los protagonistas de la cadena de valor de la agricultura se pudo asimilar las buenas prácticas como la siembra directa, rotación de cultivos, uso de abonos verdes, fertilización y corrección de suelos, con lo cual fue posible desarrollar una actividad más sustentable, con rindes más elevados, mayor calidad y mejores ingresos económicos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD