Aduanas no apela a tiempo y da vía libre para devolver los agrotóxicos

El director de Aduanas, Nelson Valiente, no apeló en el periodo establecido como segunda instancia el fallo del sumario aduanero que sobreseyó a “Tche SA” dueña del cargamento de agrotóxicos incautado el pasado 7 de octubre por la Fiscalía, por lo que la carga tiene vía libre legal para ser reembarcada a su lugar de origen, China. En la ANNP, donde está la mercadería, extremaron medidas de seguridad ante rumores de asaltos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/J5IED2UDQZB4NG3C3W5LIPEVHU.jpg

El proceso sumarial y la investigación fiscal sobre el cargamento de agrotóxicos incautado en Villeta siguen arrojando llamativos indicios que apuntan a que, en este caso, las autoridades nacionales hicieron todo lo posible por deshacerse lo más rápido posible de la carga y liberar a los supuestos dueños.

El 7 de octubre de 2014, la fiscala Carmen Gubetich de Cattoni incautó unos 4.600 kilos de benzoato de emamectina al 36%, que llegaron camuflados en cajas de Glifosato. La fiscalía comprobó que se quiso hacer ingresar una carga prohibida –el benzoato en ese rango está restringido importar– como si fuera una mercadería legal.

Como dueña de la importadora Tche SA, que hizo la importación, aparecen los hermanos brasileños Marcelo y Mauricio Machado. Como abogados de esta firma aparecen Diego González Arrúa y Aldo Bacchetta, hijo del senador colorado Enrique Bacchetta.

Si bien la carga ingresó por Villeta, el sumario estuvo a cargo de Carlos Alfredo Medina, administrador de la Aduana Central Capital. El Código aduanero establece que el sumario debe ser instruido por el administrador del puesto aduanero en cuya jurisdicción se investiga el hecho. En el caso de esta carga, el sumario tenía que corresponderle a Fernando Machuca Corvalán, administrador de la Aduana de Villeta.

Sin embargo, Machuca Corvalán se presentó como denunciante del caso, por lo que el titular aduanero, Nelson Valiente, designó a Medina como juez sumariante.

El proceso sumarial de Medina, miembro de la seccional colorada Nº 40, terminó en un tiempo récord: Unos 45 días bastaron para sobreseer a “Tche SA” y devolverle la carga para su “reembarque”.

El sumario aduanero terminó el pasado 22 de diciembre. Ante la falta de alguien ajeno a la institución en la denuncia, correspondía al director aduanero apelar el fallo sumarial, cuyo periodo para accionar prescribió cinco días después de darse a conocer lo resuelto por el administrador Medina.

La propia resolución 305, mediante el cual se sobreseyó a “Tche SA” y se le devolvió la carga, la Aduana se sustenta en oficios de la fiscalía en donde, en forma ambigua, el Ministerio Público se refiere a las cargas retenidas.

Ese argumento fue usado tanto por el juez sumariante del caso como también por el propio Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semilla (Senave), que se basó en la resolución aduanera para ordenar la “reexportación” del producto.

Sin embargo, desde la fiscalía ratificaron en oficios enviados en febrero de este año, que las cargas seguían estando bajo investigación fiscal. Sin embargo, para esa fecha, el sumario se liquidó y toda posibilidad de apelación quedó nula.

La fiscala Gubetich remitió el pasado 28 de abril otra nota a la Aduana, en la cual señala que la única responsable de lo que pase con el cargamento es la entidad de recaudación.

Denuncias de robar la carga

En la Administración Nacional de Navegación y Puerto (ANNP) de Villeta pusieron un contenedor para “trancar” el portón del galpón, en donde están resguardadas las cajas de agroquímicos. La medida obedece a que funcionarios portuarios recibieron denuncias de que personas extrañas irían a robar “como sea” la carga. El cargamento está valuado en medio millón de dólares.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.