Aftosa: Brasil reducirá vacunación y Paraguay estudia esa situación

Brasil analiza posibilidad de adelantarse en reducir la vacunación contra la fiebre aftosa, desde el 2018. Según los informes el ministro de Agricultura de ese país, Blairo Maggi, se prepara a anunciar en abril próximo el cronograma para abandonar gradualmente la práctica de la vacunación. Paraguay tendrá que adecuarse a esa nueva estructura, dijeron ayer en Senacsa.

En la página digital Valor Carne el citado ministro brasileño habla de un cronograma para cambiar la composición de las vacunas y abandonar gradualmente la vacunación en su país. La comunicación oficial de esa decisión la realizará durante la reunión de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa (Cosalfa), a realizarse a principios de abril próximo.

El proyecto de Cosalfa apunta a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa en la región desde el año 2020, pero el programa consta de varias etapas intermedias. Se establecerían tareas que se deberán desarrollar en materia de vigilancia y otros. Cosalfa integran organismos sanitarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Venezuela y Uruguay.

De concretarse el anuncio, Brasil dejaría de vacunar 80 millones de cabezas desde noviembre de 2018. Guilherme Marques, director de Salud Animal del vecino país, manifestó que “ya está decidido, ahora es preciso definir cómo y cuándo será llevado a cabo”, el cronograma para retirar la vacunación. “No habrá sorpresas, todo será hecho de manera organizada, respetando la situación sanitaria de los diferentes estados”, dijo y agregó que están en una posición muy cómoda, tanto por la inexistencia de circulación de virus de la aftosa en su país y en la región, como por la alta respuesta inmunológica de sus los rebaños. Valor Carne advierte que la experiencia argentina de 1999 debe servir como ejemplo de lo que no debe hacerse en el tema aftosa.

PUBLICIDAD

Consultado sobre el anuncio del ministro brasileño, Enrique González, de Senacsa, dijo que verá cómo manejar la situación. “Tenemos que adaptarnos y ver el plan dentro del contexto internacional y regional. También está el plan del 2020, Brasil por lo menos quiere adelantar la no vacunación”, dijo.

“De hecho tenemos que adecuarnos a esa nueva estructura o a esa nueva etapa y también orientar nuestro trabajo para levantar la vacunación en los tiempos estimados”, puntualizó.

Lo que desean modificar

El plan brasileño es modificar la vacuna, retirándose el virus C de su composición, ya que fue erradicado hace 13 años en la región. Actualmente es trivalente y protege al rebaño de los virus A, C y O; y en el año 2018, será bivalente conteniendo sólo las cepas A y O. Así la dosis disminuirá de 5 a 2 ml, previéndose una reducción de costos en la fabricación, transporte y conservación de la vacuna.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD