Brasil decidió poner fin al masivo contrabando de cigarrillos paraguayos

Abrumados por las alarmantes cifras del tráfico ilegal de cigarrillos paraguayos, que deriva en violencia y otros problemas sociales, en Brasil se unieron entidades gubernamentales, policiales y organizaciones civiles para eliminar el ingreso ilegal de este y otros productos. Estudian incluso negociar con nuestro país para legalizar la exportación.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OXIBMLIQNZE57FPYIITXKTDKFA.jpg

BRASIL, Foz de Iguazú. (Aldo Benítez, enviado especial). En una jornada histórica en Brasil, instituciones públicas, privadas y organizaciones civiles se unieron para declarar el 3 de marzo como el “día nacional de combate al contrabando”, que sirvió para la presentación del estudio “El costo del contrabando”, un trabajo de investigación a cargo del Instituto de Desenvolvimiento Económico y Social de Frontera (Idesf), entidad que trabaja en la zona fronteriza entre Paraguay y Brasil.

Las alarmantes cifras que recoge el Idesf despertó la alarma entre las autoridades de Brasil, tanto que el martes último se hizo el lanzamiento de este estudio, en forma simultánea, en tres ciudades: Foz de Iguazú, São Paulo y Brasilia, con la participación de las más altas autoridades departamentales y policiales de cada región.

El evento principal se centró en Foz, porque esta ciudad que es la principal vía de ingreso de los productos de contrabando a todo el territorio brasileño.

Según los datos del documento, Brasil tiene 16.850 kilómetros de frontera con 10 países, pero los principales productos decomisados provienen de Paraguay.

PUBLICIDAD

Luciano Barros, titular del Idesf, se encargó de hacer la presentación del trabajo. Ante un auditorio repleto de autoridades regionales, de las divisiones policiales y de periodistas locales, Barros dijo que la cantidad de cigarrillo incautada el año pasado representa unos 4.500 millones de reales (1.400 millones de dólares o 6.700 millones de guaraníes) en impuestos evadidos.

Añadió que llegan a esta cifra teniendo en cuenta el nivel impositivo que tiene Brasil y que las incautaciones realizadas, que según dijo Barros representa apenas el 5% o 10% de todo los cigarrillos que ingresan desde Paraguay a Brasil. Estos productos llegan principalmente a dos puntos: São Paulo y Curitiba, explicó.

El estudio se centró en lo decomisado en 2014 por la Policía Federal, la Receita y la Policía Ferroviaria. De todo lo incautado, la principal mercadería encontrada fue el cigarrillo. De acuerdo con este estudio, el 67,44% de todo lo incautado fue cigarrillo, la mayoría, de la marca de Tabacalera del Este (Tabesa), propiedad del presidente de la República, Horacio Cartes.

Barros añadió que ante esta realidad, no queda prácticamente otro camino que abrir una mesa de diálogo con las autoridades paraguayas y buscar un sistema que pueda legalizar el ingreso de cigarrillos al Brasil. Señaló que es necesario establecer una agenda comercial y diplomática con Paraguay para tratar de encontrar la manera de legalizar este masivo ingreso de contrabando.

PUBLICIDAD

Tráfico ilegal y violencia

Uno de los puntos destacados por el estudio del Idesf dice que el contrabando de cigarrillos abre el camino para el ingreso de otros productos prohibidos, como droga o armas, que deriva ineludiblemente en la violencia en la frontera, que involucra a ciudadanos paraguayos y brasileños. Los grupos que controlan el tráfico se manejan en el mismo nivel que el crimen organizado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD