Cartas al Director

La viceministra de Tributación, Marta González Ayala, remitió una carta al director en relación con el editorial del 28 de agosto pasado. El texto de la misiva dice así:

“¿De qué igualdad ante la Ley se puede hablar cuando la SET hace la vista gorda ante los grandes malhechores de guantes blancos, mientras se ocupa de verificar la gestión de pequeños trabajadores independientes, como peluqueros o una despensa? Parece querer dar la impresión de que se está esforzando por formalizar la economía, cuando lo que en verdad está haciendo es exhibir una repugnante hipocresía’, señala el editorial de fecha 28/08/17 del diario de su dirección, bajo el título ‘La SET persigue a los ‘pichirulos’, elude a los manguruyuses”, agregando posteriormente que ‘resulta indignante que los funcionarios discriminan entre los ciudadanos para favorecer a unos y ‘apretar’ a otros’.

Al respecto, señor director, resulta lamentable que el editorialista de un diario con una trayectoria de más de 50 años promoviendo férreamente el principio de información veraz a la ciudadanía, haya incurrido en el error de publicar una afirmación totalmente distorsionada y apartada de la verdad, sin siquiera corroborarla; precisamente sobre un tema que constituye uno de los mayores logros de los que nos sentimos enormemente orgullosos en la SET, que consiste en el establecimiento de mecanismos incuestionablemente objetivos para seleccionar los segmentos y los contribuyentes que serán controlados.

Estos mecanismos, diseñados durante esta Administración conforme a las amplias facultades que la Ley otorga, están basados en indicadores de riesgo y no en el capricho de algún funcionario de la SET, y permiten combatir frontalmente a todo tipo de evasores, desde quienes fabrican, comercializan y utilizan facturas falsas, hasta quienes incumplen la obligación de emitir facturas, sean estos pequeños, medianos o grandes contribuyentes; y contrariamente a lo que se afirma en el editorial- priorizan el control a los grandes contribuyentes (llamados ‘manguruyuses’ por ABC), quienes por la magnitud de sus operaciones son los que mayores perjuicios podrían causar al fisco, por los elevados montos potenciales de los impuestos que podrían evadir, en caso de incurrir en prácticas de defraudación impositiva.

PUBLICIDAD

En los casos de los pequeños contribuyentes (llamados ‘pichirulos’ por el editorialista), con criterios incuestionablemente objetivos definidos en un Programa de Controles, el Departamento Jeroviaha realiza visitas persuasivas SIN COBRAR MULTAS LA PRIMERA VEZ, para verificar la expedición de facturas, y en caso de constatar esta infracción, los funcionarios labran un Acta de Advertencia; capacitan in situ al propietario o dependiente para evitar reincidencia y dejan adheridas en un lugar visible calcomanías alusivas, instando a los clientes a exigir el comprobante de ventas. A esto cabe agregar la capacitación gratuita a cerca de 120 mil contribuyentes y ciudadanos en los dos últimos años, prácticamente en todo el país, y los más de 50 tutoriales a los que usted y cualquier ciudadano pueden acceder desde nuestra página web www.set.gov.py

Fue este enfoque de controles el que nos permitió, no solamente alcanzar en los últimos cuatro años un aumento acumulado del 96,4% en la recaudación de la SET, sino descubrir y denunciar -por primera vez en toda la historia del Paraguay- siete casos de Megaevasión por montos descomunales que, lejos de provenir del control a pequeños contribuyentes, constituyen gigantescos operativos encarados por nuestra Administración, contra verdaderas organizaciones mafiosas de gran envergadura.

Solo como ejemplo de estos casos de Mega Evasión, hago alusión a las denuncias y posteriores allanamientos que en fecha 15 de febrero de 2016 motivaron precisamente un editorial de ABC titulado ‘Antro de corrupción’, que en distintos párrafos textualmente decía: ‘En Ciudad del Este, la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y el Ministerio Público han constatado una monstruosa evasión impositiva por valor de unos 51 millones de dólares, en la que desde 2010 estarían involucradas nada menos que 285 empresas…’. ‘De los ‘maletines’ se habla desde hace año, pero todo indica que, pese a las constantes denuncias y a alguna que otra promesa de las autoridades de turno de poner coto a esa fechoría, la participación de los políticos en los negociados de la triple frontera sigue tan campante como antes. Es comprensible, entonces, que en todos estos largos años la SET no se haya atrevido a investigar, en su área de competencia, los ilícitos que se cometen cotidianamente en ese antro de corrupción que avergüenza a los paraguayos decentes y priva al fisco de cuantiosos ingresos’.

“Por eso mismo, vale la pena destacar el coraje demostrado por la viceministra Marta González Ayala de hurgar en esa mugre, lo que constituye a su vez un punto a favor del Gobierno del presidente Horacio Cartes, en un intento de quebrar el contubernio entre los facinerosos internacionales de Ciudad del Este y los delincuentes paraguayos empotrados en el aparato estatal en Asunción y en Ciudad del Este. El enfrentamiento será fiero, pero necesario, pues sin duda alguna la resistencia de la rosca mafiosa para defender sus jugosas ganancias será dura.

‘La acción de la SET que salió a luz en estos días debe ser el inicio de una cruzada tendiente a borrar la negra imagen de esa importante localidad para convertirla en un emporio de progreso basado en la transparencia y la legalidad”.

Coincidimos con ABC Color en lo duro que significa combatir la evasión fiscal en Paraguay, así como en la enorme resistencia que oponen las roscas mafiosas, y en que aquel caso aludido, fue efectivamente casi el inicio de una cruzada que sigue a la fecha con todo vigor y con resultados contundentes e incuestionables. Esperando, señor director, que la publicación íntegra de esta nota tenga el mismo destaque que su diario asignó al editorial aludido, le saludo muy atentamente”, finaliza la misiva.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD