Descubren ingreso al país de unos 200 vehículos robados en Europa

Al menos 206 vehículos que figuran en Europa como robados y que ingresaron al país en los últimos meses, fueron identificados por los investigadores de la Aduana. De esta cantidad, ocho lujosos automóviles ya están retenidos tras ingresar por el puerto aduanero de Caacupemí. Una partida de la mercadería llegó a nombre de Derlis Francisco Gill y de la firma Cristal Esteño SA.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/N4YQC3I7DVDCRJYXSRILHFYU5A.jpg

La investigación estuvo a cargo de los funcionarios de la Coordinación Administrativa de Investigación Aduanera (CAIA), que inició las pesquisas en febrero de este año, a partir de una denuncia realizada por la Interpol de España.

Según fuentes de la investigación, se logró tomar una primera partida de vehículos que llegó, entre febrero y marzo pasados, procedente de España. De acuerdo con los datos recogidos por los investigadores, el sistema operó así: Los rodados salieron de la madre patria como “partes o autopartes” o como “efectos de uso personal” y al llegar al país, se hicieron las documentaciones correspondientes para que sean despachadas como vehículos. De hecho, habría todo un esquema funcionando así para ingresar vehículos robados.

Desde la CAIA se pasó el informe a la Interpol de España sobre esta partida de vehículos y la respuesta desde España fue contundente: Los ocho vehículos cuyos registros de chasis y otros fueron enviados desde Paraguay aparecían dentro del sistema policial español como robados.

Se esperó que lleguen los contenedores y entre las dos primeras semanas de julio se procedió a requisar los lujosos automóviles (ver infografía adjunta) que actualmente ya están a disposición de la fiscalía, de acuerdo al informe elevado por la Aduana el pasado 25 de julio al propio fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón. Estos ocho automóviles importados no llegaron a ser despachados.

El Ministerio Público designó para este caso al fiscal Víctor Ramón Maldonado, de la fiscalía Barrial N° 5 de Zeballos Cue.

Los dos importadores que aparecen actualmente como los que recibieron cuatro de los ocho vehículos son: Derlis Francisco Gill y la empresa Cristal Esteño SA, que aparece a nombre de Édgar Darío Benítez Alderete y Gregorio Daniel González Vera y que está afincada en Ciudad del Este.

Los otro cuatro vehículos llegaron a través de la firma agente de carga RoliTrans. Sin embargo, la misma no aparece como la importadora final.

Hasta ahora, el único puerto aduanero donde se registró el ingreso de estos vehículos denunciados como robados es el de Caacupemí, en donde el actual administrador es Isidro Berino.

206 vehículos robados

A partir de la denuncia de la Interpol de España, de febrero pasado, la Interpol Paraguay inició el operativo “Blindaje II” con el apoyo y participación de la Aduana, a través de la CAIA, para rastrear estos vehículos robados.

Hasta ahora, la investigación arrojó que fueron identificados al menos 206 vehículos que figuran como robados en España y Portugal y que ingresaron al país. La mayoría ya tienen despachos realizados y según creen los investigadores, muchos de ellos ya contarían incluso con chapa del registro del automotor.

La CAIA abrió siete expedientes de investigación, que ya fueron entregados al Ministerio Público.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05