Eddie Jara expresa que nada sabía

El jueves último, nuestro diario consultó al extitular de Petropar, Eddie Jara, en relación al daño ambiental y patrimonial provocado por la mala construcción de la estación de servicios Ñu Guasu, y respondió que no estaba enterado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZVRCP35RWVHBHERFT2Y4GAWUVM.jpg

“No tuve conocimiento de ningún derrame de los tanques de Petropar, si hubiese sido así, lo hubiéramos reportado inmediatamente, identificando responsables y tomando medidas de mitigación, pero no hubo información ni evidencias del tal derrame. Lo que sí hubo, algunos problemas (normales en operación de una estación) de abrazaderas y de agua ingresada por tormentas, lo que ocasionó que algunos litros de combustibles hayan caído en el fondo del “Sump’s” (soporte) del mismo surtidor, no así en el suelo. Esto se resolvió inmediatamente en unos días, una vez detectado”, señaló.

Ayer le consultamos nuevamente sobre el memorando de marzo que alertaba sobre el derrame, pero no nos respondió.

De acuerdo con los datos, fueron cerca de 3.000 litros de gasoíl Mbarete, el más caro, los que se perdieron. Por la falta de acción inmediata, cada vez que llovía, se iba escurriendo bajo el suelo aumentando el daño, según la Arq. Celena Merlo. Para tener una idea del impacto, según los técnicos, durante la excavación se sacaron del sitio cerca de 2.000 toneladas de tierra, que equivalen a 80 camionadas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD