Empresa proveedora de aeronaves policiales ofrece servicios clandestinos

La DINAC abrió un sumario a una firma de Proibérica por realizar supuesta fumigación con helicópteros sin la habilitación. Esta empresa es investigada por Contrataciones Públicas por un supuesto incumplimiento de contrato con las aeronaves de la Policía Nacional.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/2XUDK4HRTRBY3B5DCWAAPI2AKA.jpg

El servicio de fumigación clandestina se descubrió luego del accidente que ocurrió en diciembre último, cuando un helicóptero realizó supuestamente un aterrizaje forzoso en Cordillera. Sin embargo, por el daño que quedó en la aeronave se presume que en realidad se trató de un accidente, informó el subdirector de Normas de Vuelo de la Dinac, coronel César Ríos.

Agregó que se abrió el sumario por realizar la fumigación sin que la empresa cuente con la certificación correspondiente. Indicó que supuestamente el vuelo que acabó en accidente era una demostración y no un servicio. Esto se investiga si es verdad.

“La certificación para estar habilitado para realizar fumigación estaba en proceso, recién en la primera de las cinco etapas. Está parado (el proceso) por el sumario, y por estas dos razones Helifumigación no puede ofrecer su servicio”, manifestó.

“Precios actualizados”

Al ingresar en el portal de Proibérica S.A., hay una sección de fumigación y deriva al portal de Helifumigación, donde se lee la explicación en detalle de los servicios que ofrece y los beneficios.

Inclusive se puede realizar un cálculo de precios con solo ingresar los datos requeridos.

Contactamos con Helifumigación, misma oficina de Proibérica. Allí la secretaria proporcionó el celular del encargado de Helifumigación, Borja Cervera.

Cervera informó que los precios de la página web están actualizados y el servicio se solicita con días de anticipación para concretar el servicio “de acuerdo a la disponibilidad”, ya que tienen otros trabajos.

Borja Cervera, español, es el hijo del exdirector del Programa de Estudios de la Policía, José María Cervera. Fueron contratados por Proibérica, y en ausencia de su padre lo reemplazaba.

Agentes policiales señalaron que Borja Cervera gozaba de privilegios por ser el hijo del director.

Cervera volaba el helicóptero Robinson de la Policía con un instructor al lado, como un alumno piloto policial más. Se formó como piloto junto a los uniformados, con los recursos del Estado paraguayo.

Proibérica S.A. es investigada por presunto incumplimiento de contrato por Contrataciones Públicas porque los helicópteros hace meses que no reciben mantenimiento.