En Itaipú, hasta con energía barata, Brasil se queda con la parte del león

Los principales medios del Brasil, a los que se añaden organizaciones especializadas en asuntos energéticos, presentan al Paraguay como el gran beneficiario de la generosidad brasileña en Itaipú. En la actual controversia sobre la contratación con la binacional, la táctica que reprisan es parecida, pese a que ya se demostró que hasta en la “energía barata” Brasil se queda con la parte del león. ¿Corregirán la RCA Nº 020/02?

Entre el 2009 y el 2018, el sistema administrado por la ANDE usó el 9,3% de la energía adicional a la energía garantizada por Itaipú, tal como la denomina la Resolución del Consejo de Administración (RCA) N° 020/02 de la entidad; mientras que la red brasileña aprovechó el 90,7%, advertíamos en marzo último, apoyados en fuentes oficiales.

El 30 de agosto de 2002, el Consejo de Administración de Itaipú aprobaba esta RCA, inclusive al margen del Tratado, con la que creaban dos categorías de energía: la garantizada y la adicional a la garantizada.

Según las explicaciones que dio en diciembre de 2016 el entonces director general brasileño, Jorge Samek, a colegas de Curitiba, más interesados en su futuro político que en la “bomba noticiosa” que detonaba, con el 73,2% de la producción de 2016 (75.000 GWh), Itaipú cubría sus costos, el resto “vem de desconto para o setor elétrico brasileiro e paraguaio”, revelaba.

PUBLICIDAD

En 2018, año en el que más aprovechó la ANDE “ese descuento”, las fuentes le imputan 3.745 GWh (17,35%) a Brasil, 82,65%.

Anne Warth informaba desde Foz de Yguazú en el Estadao que Paraguay “se apropió de todo el volumen excedente y también de parte de la electricidad a la que Brasil tiene derecho”.

Antes de la frustrada reunión del jueves 11 último, a cargo ya de las “chancelarias”, el portugués es de propósito, porque la paraguaya nada informó sobre la misma antes, ni después, quizá un anticipo de la actitud que asumirá en 2023, trascendió este punto de su agenda: 

“La ‘energía no garantizada’, superior a 75.000 GWh se repartirá en partes iguales entre ambos países, cada ejercicio. Si en un ejercicio una de las Altas Partes Contratantes llevara más “energía no garantizada”, por el motivo que fuera, se habilitará una cuenta corriente en la cual se le reconocerá a la otra Alta Parte Contratante el saldo de la “energía no garantizada” que no ha llevado, hasta completar el 50% del total del ejercicio fenecido. Tal cantidad de “energía no garantizada” no consumida por una Alta Parte Contratante podrá ser adquirida por esta en los siguientes ejercicios. Por la ‘energía no garantizada’ se pagará, en todos los casos, tan solo royalties y resarcimiento”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD