En Uruguay sí apuestan al ferrocarril, que aquí fue reducido a “cenizas”

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció el viernes junto al Gobierno uruguayo que financiará más del 50% de la obra del ferrocarril central, uno de los requisitos para que la papelera finlandesa UPM concrete la instalación de su segunda planta de celulosa en dicho país, informó la agencia EFE desde Montevideo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XC56TMUF5JDETAKDJDWENZLMUY.jpg

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, dijo en la conferencia de prensa que esta obra va a conectar una parte del país “que tiene necesidades de desarrollo muy importantes”.

“Uruguay tiene toda la capacidad en la siguiente década de convertirse en un país desarrollado (...), este es uno de los proyectos de inversión más importantes en la historia de Uruguay, que además le va a dar casi que dos puntos más de crecimiento”, señaló Moreno, agregando que está “muy contento” por la velocidad con la que se autorizó la financiación y destacó que eso se debe a “la transparencia con la que Uruguay hace las cosas”. Según él, el ferrocarril central, que unirá la ciudad de Paso de los Toros, en el Dpto. de Tacuarembó (centro), con el puerto de Montevideo ( 273 kilómetros), va a cambiar la historia del país “de una manera positiva” para todos los uruguayos.

US$ 1.000 millones 

PUBLICIDAD

En tanto, el ministro de Transporte y Obras Públicas de Uruguay, Víctor Rossi, señaló que esta es “una gran oportunidad para el país”, ya que a partir de este ferrocarril pueden desarrollarse todos los ramales para extender la vía al resto del territorio. Asimismo, anunció que el 6 de junio el consorcio Grupo Vía Central va a trasmitir cuál será el desarrollo de la estrategia de obra que, se estima, durará 36 meses y requerirá de una inversión de unos 1.000 millones de dólares en total.

Por su parte, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, manifestó que esta obra va a generar “una gran cantidad de puestos de trabajo directos e indirectos y eso es importante teniendo en cuenta el contexto internacional y regional”. Además, dijo que mantuvo una reunión con el director ejecutivo de UPM de Finlandia, Jussi Pesonen, y con los representantes de la papelera en Uruguay, que se mostraron satisfechos.

De concretarse la nueva planta de UPM, sería la tercera de este tipo en el país. La reunión, que inicialmente iba a celebrarse en la Torre Ejecutiva y después se cambió para la residencia presidencial, contó con un grupo de personas que se manifestaron en las afueras de ambos edificios en contra del proyecto del ferrocarril y de UPM. Incluso, en la Plaza Independencia dos manifestantes –uno de ellos el abogado y candidato presidencial por el Partido Verde Animalista, Gustavo Salle– se encadenaron a sus sillas como forma de protesta, señala finalmente el cable de EFE.

Otros proyectos, con Focem 

En la web de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) se puede leer, por otro lado, que ya se firmó un acuerdo con una empresa privada para “la rehabilitación de 327 km de vías férreas entre Piedra Sola y Salto Grande. Las obras son financiadas por el Fondo de Convergencia del Mercosur (Focem) y se espera queden culminadas en 24 meses”. Añade que esto “se suma al que ya se viene haciendo en la línea Pintado-Rivera (Focem I) con obras concretadas en más de un 60% (...) para el tramo de vía Algorta-Fray Bentos”.

A través de estas obras el país quedará conectado por vías férreas desde el puerto de Montevideo con las fronteras de Brasil (en Río Branco y Rivera) y con Argentina (Salto, Paysandú y Río Negro), según la web de AFE.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD