"Gestores" de INC se traicionan y ahora arremeten contra la estatal

Uno de los "gestores" de la Industria Nacional del Cemento (INC), Juan Carlos Ayala, relató cómo fue traicionado por otro intermediario que conseguía cargas de INC y que, según él, le robó y estafó.

Dijo también que la culpa de toda la problemática en el sector tiene la cementera estatal, por vender el material, cobrar por adelantado y no entregarlo a tiempo y, encima, pedir coimas. "Todo el verdadero problema es INC, que no entrega la mercadería", dijo Ayala en entrevista con ABC, al momento de asegurar que él trabaja con un distribuidor legal, Aurelio Torres Romero.   

Nuestro diario verificó, en cambio, que Torres  puede retirar cargas de cemento de INC, pero no aparece en la lista de distribuidores oficiales de la estatal, que está en www.inc.gov.py.

"Hay gente que consigue (cemento). Don Torres por ejemplo es distribuidor, consigue el cupo y vende la mercadería. La gente va a pagar a la INC. Pero la mercadería no se entrega, porque la INC hace problema", indicó Ayala.   

Sin embargo, la dirección comercial que aparece en la factura otorgada por estos "gestores" (Sauce N° 104 c/ Piribebuy, de la ciudad de San Antonio) no corresponde a un depósito de materiales de construcción, sino al de una casa particular, donde ni siguiera conocen sus nombres. Es decir, Torres es uno de los tantos "maletineros" de la cementera.

Continuó diciendo que la orden de compra "está en la computadora acá en INC (oficina central, de Asunción), vos te vas allá en Villeta y allí no está. Y te piden una coima encima otra vez. Voy a contar no más ya, si tenemos que morir de algo vamos a morir (sic)".   

"Cada semana se consigue una carga de cemento de acá, de Villeta, pero no se entrega en el día. Es cierto lo que dice la gente, que hay que demandar, pero no es a nosotros, a la INC es a la que hay que demandar", arremetió, al momento de mencionar que él mismo compró una carga de 540 bolsas de cemento en enero y hasta la fecha no se le entrega.

Traición entre los intermediarios irregulares

Hasta los intermediarios irregulares que tiene la INC se traicionan y delatan entre sí. Según Ayala, en su equipo trabajaba otro gestor llamado Martín Duarte Riveros, quien le robó cargas de cemento, dinero y hasta un talonario de factura legal.

En diciembre del año pasado, Ayala le pidió a Duarte que retirara 8 millones de guaraníes del cajero y al volver, este le dijo que sacó el dinero y que lo asaltaron por el camino.

En otra ocasión, ocurrió un problema mucho mayor que fue la causa de la ruptura de relaciones de estos "gestores". "Yo contraté una embarcación por 120 millones (de guaraníes) a don Roberto Orué, amigo de Martín, y tenía que traer 9.100 bolsas de cemento hasta San Antonio. Yo envié ocho camiones para buscar la carga y no llegó. Había sido ellos ya se pusieron de acuerdo para estafarme", indicó Ayala.

Dijo que por medio de contactos en la Marina, él supo que la barcaza, llamada "Yasyreta 1", estaba en Puerto de San José y que acompañado por otras personas fue a buscar el cemento que querían robarle. Si bien pudo recuperar gran parte del cargamento, quedó un saldo que ya fue vendido por Orué, con autorización de Duarte. "Entonces yo le eché a Martín y al irse me robó la boleta legal", subrayó.

Según Ayala, en  esa parte del cargamento que no se pudo recuperar estaba la compra realizada por el Ing. Sergio Aguilera Ortiz, quien realizó el martes pasado una denuncia contra los tres "gestores" por el hecho punible de estafa, tipificado en el artículo 187 del Código Procesal Penal.   

El Ing. Aguilera había comprado a Torres una carga de 660 bolsas de cemento, en diciembre de 2010, creyendo que se trataba de un distribuidor legal de INC. Pero como hasta la fecha no le entregó el producto, recurrió al ámbito legal.

Sobre esta denuncia, Ayala indicó: "Nosotros estamos con el Ing. Aguilera y le vamos a apoyar, porque fueron Martín y Orué los que llevaron su cemento".

Lea mañana: Ex diputado consigue cemento.