Gobierno reactiva compra de tierras de Teixeira

Para el Gobierno siguen siendo la mejor oferta las tierras del brasileño Ulisses Rodrigues Teixeira ubicadas entre los departamentos de San Pedro y Amambay, reiteró ayer el jefe del gabinete, Miguel Angel López Perito.

Indicó que "en un cortísimo plazo" se debe resolver la compra de las 21.833 hectáreas (cuya adquisición fue aprobada por US$ 31,6 millones), porque "no se puede aguantar mucho tiempo la situación de presión (¿?) en ese departamento (San Pedro)". La fiscalía hasta ahora no se expidió sobre este caso.Tal como estaba previsto, el gobierno de Fernando Lugo va a reactivar la compra de las casi 22.000 hectáreas de Ulisses Rodrigues Teixeira, a fin de dar cumplimiento a la carta de acuerdo firmada por el mismo Jefe de Estado con el empresario brasileño y con el dirigente campesino Eulalio López (condenado por estafa).   

Ante una consulta periodística, López Perito declaró ayer en el Palacio de López que la compra de las tierras de Teixeira están en "stand by" (suspenso), porque se están considerando todas las ofertas de venta de inmuebles que hay en la zona norte del país.   

"La tendencia es que este gobierno tiene que resolver el problema de la compra de tierra en la zona correspondiente; si van a ser las de Teixeira o van a ser otras tierras. Eso se va a tener que ver a base de las ofertas y posibilidades existentes", añadió el jefe del gabinete civil.   

Aunque no reveló las demás ofertas, dijo que las tierras de Teixeira son  las más adecuadas.

Preguntado cuándo el gobierno resolverá si las adquiere o no, contestó que en un "cortísimo plazo" se deberá tomar la decisión, "porque no se puede aguantar mucho tiempo la situación de presión que existe en el departamento".   

¿Presión?

La pregunta que surge ante las declaraciones de López Perito es: ¿de dónde proviene la presión?

Hasta ahora, el gobierno no ha presentado la lista oficial de las 2.000 familias campesinas de la Comisión Vecinal Mcal. López  que supuestamente serán beneficiadas con esta propiedad.

Los únicos que aparecen detrás de la compra del inmueble son Eulalio López, dirigente campesino de la colonia Agüerito, condenado por defraudación; el Ing. José Rodríguez, líder del Partido Patria Libre (PPL), imputado por defraudación; y Elvio Benítez, también imputado por defraudación, todos en el mismo caso de estafa de 1,3 millones de dólares de un proyecto de asistencia a familias campesinas con fondos del PNUD.

En consecuencia, los que estarían presionando al gobierno para la compra del inmueble de Teixeira serían los mismos  dirigentes que estuvieron involucrados en hechos de corrupción.

Es más, el gobierno de Fernando Lugo, a más de tres meses de haberse desatado el escándalo Teixeira, hasta ahora jamás presentó el supuesto proyecto de colonia que piensa implementar en la propiedad de 22.000 hectáreas.

El presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Abog. Alberto Alderete, trató de ensayar un modelo de colonización totalmente traído de los pelos hablando de agroindustria, de parcelas cooperativas y de proyectos que son imposibles de aplicar en la estancia "Paso Kurusu".

Es decir, no hay la cantidad de personas involucradas y tampoco hay proyectos serios que permitan afirmar que las tierras de Teixeira son vitales para determinada comunidad.

Nuevamente, se percibe un fuerte tufo a estafa que le significarán al Estado paraguayo nada menos que 155.000 millones de guaraníes, más de 31,6 millones de dólares.

Antecedentes del caso

De acuerdo con el historial de este caso, el brasileño Teixeira adquirió la estancia "Paso Kurusu" de la familia Cardús en solo 11.176.000 dólares, en diciembre de 2007.

Sin embargo, en octubre de 2008 ya se firmó una carta de acuerdo entre Lugo, Teixeira y Eulalio López para que el Estado compre las mismas tierras por más de 30 millones de dólares.

De esta forma, el Indert, a cargo de Alderete, realizó las gestiones de "blanqueo" para que, mediante una tasación amañada de Lázaro Sanabria Liuzzi, la Junta Asesora aprobara en octubre de 2009 la compra del inmueble en 155.014 millones de guaraníes (US$ 31,6 millones), es decir, el mismo monto que Lugo acordó con Teixeira ya un año antes.

mvelazquez@abc.com.py - pguerrero@abc.com.py