INC no controla si sus distribuidores tienen depósito, admite un gerente

En visita a ABC, el gerente comercial de la Industria Nacional del Cemento (INC), Eduardo Cano, defendió al "maletinero" Aurelio Torres; dijo que es un cliente legal de INC, pero admitió que no controló si tiene depósito.

Por medio de una investigación, ABC comprobó que Aurelio Torres, supuesto distribuidor de la INC, no cuenta con un depósito constituido y, sin embargo, consigue cargas de cemento.   

Periodistas de nuestro diario se hicieron pasar por arquitectas y compraron  540 bolsas de cemento por 29.700.000 guaraníes. Si bien se adquirió una sola camionada del material de construcción, Torres  y otro "gestor" de INC, Juan Carlos Ayala, proveyeron un documento en el que la INC les aprueba un pedido de  provisión de hasta "10.000 bolsas, semanalmente".

Ante las publicaciones de nuestro diario de que cualquier persona puede conseguir cemento de INC, siempre y cuando pague a uno de los "gestores" o compre el producto de los "maletineros", Cano aseguró que todo eso es solo mentiras de la prensa.

"Aurelio Torres es un distribuidor de Caaguazú", aseguró el gerente comercial, al momento de exhibir la resolución 605/09 por medio de la cual "se habilita al señor Aurelio Torres Romero para operar como distribuidor de los productos comercializados por la INC".

En el documento se puede verificar el RUC de Torres, 462817-9, y su supuesta zona de distribución, J. Eulogio Estigarribia, departamento de Caaguazú.

Se le consultó a Cano si la INC inscribe entre sus distribuidores a las personas sin que estas demuestren que tienen depósito constituido, a lo que él respondió que Torres entregó a la gerencia comercial la apertura de patente comercial, que se verifica en el documento de la  derecha.

Se puede observar en estos  dos documentos proveídos por Cano, que el supuesto distribuidor primero se anotó en la lista de clientes de INC, el 5 de junio de 2009, pero recién dos días después, el 8 de junio de ese año, solicitó su patente comercial. Además de esto, el sello de recibo de la gerencia comercial de la  estatal revela que recién dos años después entregó el  documento.

El sello tiene fecha 14 y el mes no se distingue en la fotocopia, pero el año se lee claramente que es 2011. Es decir, recién en enero, febrero o incluso marzo del corriente año Torres  proveyó a la INC su patente comercial.

Eso demuestra que cualquiera que figure en Tributación puede inscribirse como distribuidor de INC, sin tener depósito, ya que en esta institución sus autoridades no se preocupan por corroborar si la empresa está legalmente constituida. De hecho, el mismo Cano admitió ayer a ABC que "confiamos en la declaración de las personas".

Cuando se le preguntó por qué Aurelio Torres no figura en la lista de clientes de la INC, que se encontraba hasta la semana pasada en la página web www.inc.gov.py, respondió que esa no es su área y que desconoce qué cantidad de distribuidores figura en esa nómina.

Actualmente, la lista de distribuidores que estaba en la web fue suprimida, pero cualquiera que quiera comprobar que Torres no está en ella (ni entre los distribuidores de Caaguazú ni entre los de Central), puede introducir en Google o en cualquier otro buscador las palabras "distribuidores INC" y saltará el estado viejo de la página de la cementera, donde este "maletinero" definitivamente no figura.

Se le consultó a Cano sobre el documento de la INC por medio del que se aprobó la provisión de hasta 10.000 bolsas de cemento a Torres, a lo que respondió que solo una vez se autorizó esa entrega. Sin embargo, en la solicitud del "maletinero" figuran "10.000 bolsas, semanalmente" y hasta el "gestor" Ayala admitió a ABC que llegó a comprar incluso 30.000 bolsas, ya que si tiene plata, por qué no lo haría.

Sobre estas declaraciones, el gerente Cano se limitó a decir que lo que diga Torres o Ayala no es culpa de INC.

 

Fotos: Andrés Cristaldo y Jorge Rolón

 

Videos (ABC TV): Enrique Villamayor